Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 27 Marzo, 2017

Scroll to top

Top

Crítica – Belleza Inesperada, el emotivo efecto dominó

Belleza Inesperada
alejandralomeli
  • Will Smith, Kate Winslet y Edward Norton entregan Belleza Inesperada, una de las películas más emotivas de esta temporada

  • Belleza Inesperada no escapa a las debilidades simplistas de su resolución, sin embargo, consigue momentos sensibles que son el corazón de esta historia

 Belleza Inesperada

A pesar que se contextualiza en Navidad, Belleza Inesperada (Collateral Beauty, 2016) no se encasilla en el cine de temporada, sin embargo, su estreno coincide con la fecha propicia para lanzar películas sensibles cuyos temas giran en torno al perdón y la reconciliación con uno mismo, si a eso se le añade que es dirigida por David Frankel, el mismo de películas como Marley y Yo (2008) y la encantadora El Diablo Viste a la Moda (2006), la carga emocional está garantizada.

Si bien llega a ser un drama de fuertes intensiones que reúne uno de los elencos más atractivos para tratarse de una película más bien mediana encabezado por Will Smith, Kate Winslet, Edward Norton, Keira Knightley, Michael Peña, Naomie Harris y la gran Helen Mirren, Belleza Inesperada no escapa a las debilidades simplistas de su resolución, sin embargo, en su desarrollo se encuentran muchos de los momentos que son el corazón de esta historia que tiene como centro a Howard (Will Smith), un exitoso publicista cuya vida da un vuelco cuando pierde a su hija, lo que lo sumirá en una profunda depresión.

La vida de un hombre exitoso que radicalmente cambia a propósito de una pérdida es una premisa ya muy vista, en Belleza Inesperada Frankel busca darle un twist al rodear el doloroso vacío de Howard con la presencia de sus colegas-amigos Whit (Norton), Simon (Peña) y Claire (Winslet), quienes funcionaran como una especie de protectores en su calvario, haciendo posible su encuentro con los destinatarios de sus cartas: Amor (Knightley), Tiempo (Jacob Latimore) y Muerte (Mirren).

Belleza Inesperada

Belleza Inesperada teje una tela de araña que equipara su desarrollo argumental con la idea del impacto colateral que refiere el título original (Collateral Beauty), un hecho trágico que impactará la vida de estás y más personas, encadenándolas para hacer florecer toda una red de situaciones conmovedoras de las que Frankel hecha mano para crear diálogos llegadores que pueden sacar una que otra lagrimita pero que, por el otro lado, desaprovecha en términos de una intensión dramática mayor, sintiéndose incluso que a Belleza Inesperada le faltó mucho más sentimentalismo.

La pauta y el desenlace también van marcados por lo colateral, ilustrado con las recurrentes figuras que Howard realiza con piezas de dominó que después derrumba, de esta forma el guión de Belleza Inesperada tiene como base ese efecto de circularidad que incluso hace predecible el desenlace, sin embargo, es en el ensamblaje de su resolución y en su vuelta de tuerca donde Belleza Inesperada no logra la credibilidad necesaria y exige mucho del espectador para crear un sentido lógico, a esto se le une una escena final por demás deschavetada que coloca a los tres conceptos (Amor, Tiempo, Muerte) casi, casi como seres espirituales o, ¿apariciones?… el chistorete no queda claro ni para el tono narrativo ni en términos de la construcción de personajes.

Aunque contrariamente sea Will Smith el que menos destaca, el mayor potencial de Belleza Inesperada es su casting, resulta gratamente estimulante ver a grandes actores, ganadores de premios Oscar entregando actuaciones realmente competentes aun en una película que no va a trascender los esquemas y que busca ser, más bien, una película esperazadora.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Collateral Beauty – Belleza Inesperada
Dirección:
David Frankel
Guión: Allan Loeb
Fecha de estreno: 15 de diciembre de 2016

Comentarios

Comentarios