Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 28 Abril, 2017

Scroll to top

Top

Crítica. Sully: Hazaña en el Hudson, el deber ante todo

Sully: Hazaña en el Hudson
alejandralomeli
  • En su película 36, Sully: Hazaña en el Hudson, Clint Eastwood se aproxima a la figura del piloto que evitó una tragedia en la vida real: Chesley “Sully” Sullenberger

  • Alejado de cualquier exceso emocional, Sully: Hazaña en el Hudson es un emotivo testimonio del deber y compromiso profesional

 Sully: Hazaña en el Hudson

Después de que Sully: Hazaña en el Hudson (Sully, 2016) llega a su fin me es inevitable expresar un “¿ya acabó?”, sucede que la película 36 del maestro Clint Eastwood se devora a sí misma con una destreza narrativa sorprendente para tratarse de un relato íntimo de implicaciones psicológicas, evitando la acción pirotécnica para centrarse en la habilidad y diálogos del piloto que evitó una tragedia en la vida real ocurrido en 2009: Chesley “Sully” Sullenberger, interpretado en la pantalla grande por un entregado Tom Hanks.

Maestro Eastwood porque ha entregado una visión ecuánime y concisa de algo que en manos menos experimentadas hubiera sido un drama sofocante y lacrimógeno, Sully: Hazaña en el Hudson se limita a reconstruir la agilidad y profesionalismo que el Capitán Sully tuvo que emplear en un momento de crisis cuando al poco tiempo de despegar tuvo que realizar un amerizaje (aterrizaje forzoso en el agua) en pleno río Hudson debido a una avería en el avión; con tal hazaña logró rescatar la vida de los 155 pasajeros.

Alejado de cualquier exceso emocional, Sully: Hazaña en el Hudson es un emotivo testimonio del deber y compromiso profesional, por eso, en vez de enfocarse en florituras sentimentaloides, Eastwood sostiene el argumento desde las versiones de Sully, del copiloto Jeff Skiles (Aaron Eckhart) y sobre los diversos e incisivos puntos de vista de quienes alabaron o cuestionaron la resolución del piloto logrando de esta forma una exploración más contundente al heroísmo real.

Ocurre que Eastwood es mesurado y consciente sobre los recursos que rodean la trama, Sully: Hazaña en el Hudson es más como un ejercicio de rigor narrativo autoimpuesto impidiendo que el relato divague por vertientes reiterativas (es de las películas más cortas del director), el autor ahorra incluso en personajes y recurre mejor a conversaciones incidentales y recreaciones, dando sutilmente al espectador la información justa de cada personaje es por eso que en Sully: Hazaña en el Hudson el gran momento de tensión no es el incidente o el aterrizaje tanto como sí lo es el momento de la verdad y su impacto en el comportamiento humano.

Sully: Hazaña en el Hudson es un estudio de personaje sin estridencias, un asomo introspectivo al factor humano que logra la pulcritud y eficacia dramática gracias a la excelente actuación de Tom Hanks, quien borda al personaje con la serenidad, arrojo y la fuerza que lo caracterizan, un trabajo que se suma a su memorable carrera. Quien da una grata sorpresa es Aaron Eckhart mostrando un solvente registro dramático.

Colocando todo su talento a favor de un tratamiento sencillo y honesto, Eastwood consigue con Sully: Hazaña en el Hudson una obra notable y de gran valía, una película profunda y reflexivamente ingeniosa que entrará al rubro de trabajos mayores del director.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Sully – Sully: Hazaña en el Hudson
Dirección: Clint Eastwood
Guión: Todd Komarnicki con base en el libro Highest Duty de Chesley Sullenberger y Jeffrey Zaslow
Actúan: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Autumn Reeser
Fecha de estreno: 2 de diciembre de 2017

Comentarios

Comentarios