Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 21 Julio, 2017

Scroll to top

Top

Doctor Strange: Hechicero Supremo – Crítica SIN spoilers

Doctor Strange
alejandralomeli
  • Doctor Strange: Hechicero Supremo es una de las mejores experiencias cinematográficas de este año

  • El gran logro de Doctor Strange es amalgamar un poderoso artificio donde imagen y discurso se corresponden con la magia de los efectos especiales

Doctor Strange

Doctor Strange: Hechicero Supremo es una de las mejores experiencias cinematográficas de este año, ni siquiera llega a los 5 minutos de metraje cuando la espectacularidad visual y la magia de los efectos especiales ya te ha capturado, y es que este viaje multidimensional es todo y más de lo que nos había prometido.

Marvel / Disney lo hacen de nuevo (pese a quien le pese) y tras levantar algunas cejas luego de encomendarle la dirección de Doctor Strange a Scott Derrickson, un realizador con amplia experiencia en el cine de terror en cuyos títulos sobresalen Hellraiser: Inferno (2000), El Exorcismo de Emily Rose (2005) y recientemente Siniestro 2 (2015), podemos decir que la prueba se ha superado satisfactoriamente porque Doctor Strange demuestra que cuando hay inventiva y pasión, los efectos visuales son solo el complemento.

Al ser una película de presentación, Doctor Strange sigue básicamente la transformación de Stephen Strange (Benedict Cumberbatch), un arrogante neurocirujano que después de sufrir un aparatoso accidente de tráfico, tendrá que abrir su mente si es que realmente quiere conseguir la cura a sus males, en una búsqueda que lo llevará hasta Katmandú donde conocerá a Ancestro (Tilda Swinton), quien lo instruirá en el mundo oculto de las dimensiones mágicas.

Doctor Strange

El gran logro de Doctor Strange es amalgamar un poderoso artefacto donde imagen y discurso se corresponden en su cometido de hacer entendibles conceptos tan profundos como el multiverso, las dimensiones coexistentes, la separación del cuerpo astral del cuerpo físico e incluso y aunque ya lo hayamos visto en otras películas, los bucles temporales. Si éstos son complejos de explicar con la palabra, lo que queda es utilizar las imágenes y Doctor Strange nos recuerda el gran poder ilustrativo que tiene el cine.

A lo anterior se suma la eficacia narrativa que tiene este recurso al equipararlo con el punto de vista de Stephen, cuya imposibilidad de ver otros mundos, hará que Ancestro lo “empuje” en uno de los viajes astrales más alucinantes que jamás hemos visto en una película.

Pero ya decía al inicio de este texto que Doctor Strange es ante todo una experiencia cinematográfica única conseguida por su arrebatador diseño visual porque sí, Doctor Strange parece haber sido filmada a través de un caleidoscopio con edificios que se doblan y reconfiguran, utilizando lo último de la tecnología digital, así como un perfecto trabajo de efectos visuales y especiales que vienen a envestir este cóctel alucinógeno y sensorial que merece ser visionado en 3D y en la pantalla más grande, si en IMAX CINÉPOLIS mejor.

Doctor Strange

La hechura técnica y narrativa encaja muy bien con los grandes blockbusters de superhéroes, ¡es un espectáculo grandioso y entretenido!, pero, si por algo se ha caracterizado Marvel / Disney es por entregar cintas que no solo cuidan la forma, sino que tengan un trasfondo sólido, en este sentido Doctor Strange viene a ser una disertación sobre la implacabilidad del paso del tiempo, de ahí que se haga énfasis en las horas y los relojes contraponiéndolo con su relatividad en los planos dimensionales, dejándolo en claro en una de sus brillantes secuencias iniciales, aquella en que un paciente es declarado clínicamente muerto, ***atención en las palabras que pronuncia Stephen***.

Qué decir del ensamble actoral que resulta ser uno de los más deslumbrantes con una Rachel McAdams como la doctora Christine Palmer, Chiwetel Ejiofor como Mordo y un rebelde y letal Mads Mikkelsen como Kaecilius.

Benedict Cumberbatch encanta con su registro al llenar de elocuencia un personaje que puede rayar en lo desdeñoso por su egolatría o bien, parecer simpático a consecuencia de ella.

Doctor Strange

Además, Doctor Strange infunde de renovadores bríos a Marvel, porque al mismo tiempo entrega un universo totalmente nuevo, mientras emociona por las posibilidades que tendría el personaje en la fase III del universo cinematográfico de Marvel.

Lo único que se echa en menos en Doctor Strange es un soundtrack un poco más ad hoc con la música psicodélica y experimental que influyó su gestación en los cómics allá por los 60, sin embargo, se incluyen hits retro y referencias a esos alocados años del boom del LCD, los fractales y las dimensiones infinitas.

Doctor Strange es una pirotécnica, trepidante y deslumbrante bienvenida a este superhéroe que tanto nos hacía falta en el universo cinematográfico de Marvel, además inaugura una bellísima cortinilla del sello Marvel Studio.

OJO: DOCTOR STRANGE TIENE 2 ESCENAS POST-CRÉDITOS, UNA A LA MITAD Y OTRA HASTA EL FINAL FINAL

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Doctor Strange: Hechicero Supremo
Dirección:
Scott Derrickson
Guión: C. Robert Cargill, Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer, John Spaihts
Fecha de estreno: 28 de octubre de 2016

Comentarios

Comentarios