Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 20 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica| Los Últimos Días en el Desierto: el Hijo en la Tierra

Los Últimos Días en el Desierto
alejandralomeli
  • Ewan McGregor protagoniza Los Últimos Días en el Desierto, una reflexión sobria de los días finales de los cuarenta que Jesucristo pasó en el desierto

  • Rodrigo García hace en Los Últimos Días en el Desierto, una inteligente y conmovedora disertación sobre padres e hijos

Los Últimos Días en el Desierto

Todavía son pocas las películas que abordan la figura de Jesucristo desde una perspectiva humana, la esperadísima por más de un año Los Últimos Días en el Desierto (Last Days in the Desert, 2014) sigue este tenor para elaborar una reflexión sobria y austera pero totalmente profunda sobre el periodo que pasó el nazareno en el desierto antes de aceptar su misión en la Tierra.

El encargado de dirigir y escribir esta elegante puesta en escena es Rodrigo García, el director colombiano ve desde una óptica totalmente mundana a Un Hombre Santo, como reiteradamente es nombrado el personaje interpretado por Ewan McGregor, para dejarnos ver, como el mismo título de la cinta lo indica, los últimos días de los cuarenta que Jesús pasó ayunando y orando en el desierto; esos cuarenta días que como destaca la tradición religiosa, Jesús fue tentado por el diablo.

Los Últimos Días en el Desierto

García toma esta premisa para elaborar una historia muy personal de ese periodo haciendo de Los Últimos Días en el Desierto, una inteligente y conmovedora disertación sobre padres e hijos, al mismo tiempo que explora los resquicios de la maldad y la tentación en su acepción más personal, donde cada uno en la tierra lucha contra sus demonios internos, para ilustrarlo, este Hombre Santo es acompañado por el demonio, el cual ha adquirido su misma forma física para atormentarlo con cuestiones espirituales que probarán su convicción, su máxima prueba consistirá en ayudar a determinar el destino de una familia en crisis.

Los Últimos Días en el Desierto

Son el conflicto y los personajes las bases que le sirven al director para explorar el relato filial de Los Últimos Días en el Desierto, donde las dudas y conjeturas de un hijo (Tye Sheridan) hacia su padre (Ciarán Hinds), no hacen más que elevar el argumento creando una narrativa de espejo ya que ese muchacho refleja las mismas dudas y miedos de El Hijo (el Hombre Santo) hacia El Padre.

La presteza narrativa de García está en los detalles y mientras construye esa resonancia que confronta lo terrenal con el mandato divino, es hábil para colocar los guiños que constituyen el tratamiento humano de la figura, porque el hecho de sustituir el nombre Jesús por el de Hombre Santo y evitarlo a en el desarrollo, es tan solo el discreto primer paso que utiliza el director para desmitificarlo.

Los Últimos Días en el Desierto

El retrato que encontramos en Los Últimos Días en el Desierto es el de un hombre confrontado con su parte oscura, de ahí que resulte totalmente eficaz el doble papel de McGregor, ahora como el burlón tentador.

Asimismo, Los Últimos Días en el Desierto sigue a un hombre/hijo al límite y dudoso de su encomienda, capaz de cambiar su destino, estados que son trasladados de forma sorprendente en su parte visual gracias a un ritmo aletargado y unos áridos paisajes registrados por la cámara de Emmanuel Lubezki que no hacen más que capturar el delirio existencial del personaje.

Alejada de todo dogmatismo para introducirse mejor en un tema de espiritualidad, Los Últimos Días en el Desierto es una exploración familiar sobre la fuerza interna, la duda, la ruptura y la aceptación o no de un destino.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Last Days in the Desert – Los Últimos Días en el Desierto
Guión y dirección:
Rodrigo Santoro
Actúan: Ewan McGregor, Tye Sheridan, Ayelet Zurer, Ciarán Hinds, Susan Gray
Fecha de estreno: 14 de octubre de 2016

Comentarios

Comentarios