Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 22 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica: Janis Little Girl Blue, permanentemente azul

Janis Little Girl Blue
alejandralomeli
  • Janis Little Girl Blue es un clavado profundo, pasional, emotivo y doloroso a la vida y legado musical de la gran Janis Joplin

  • Lo que logra Janis Little Girl Blue es depurar de forma precisa, las constantes que llevaron a Janis Joplin a ser lo que fue, tanto en la escena musical como personal

Janis Little Girl Blue

Es increíble que antes de Janis Little Girl Blue (Janis: Chica Azul, 2015), el documental escrito y dirigido por Amy Berg, no se haya tenido un testimonio que explorara el mito de Janis Joplin, su imprescindible legado en la música, o ni siquiera un asomo en los claroscuros de su vida privada; el de Berg es un clavado profundo, pasional, emotivo y doloroso a la vida de esta cantante con voz de negra, amante del blues, folk y reina indiscutible del rock n’ roll que no pudo florecer en otra época que no fueran los alocados y transgresores años 60, quien supo crear su propio leyenda convirtiendo su infelicidad en cantos cósmicos.

Berg no pudo titular de mejor manera este relato que reconstruye la vida de Janis, atestiguando su fugacidad a través de audios, grabaciones de video y entrevistas a sus familiares, amantes y amigos, acompañados de la lectura que hace la cantante Chan Marshall aka Cat Power de las cartas que Janis les escribió a sus padres, logrando de esta forma una curiosa narración en primera persona. El título, Janis Little Girl Blue, no sólo recuerda la poderosa canción de Joplin, también en él resuena su inclinación por cantar blues, pero principalmente alude al permanente estado melancólico de la cantante.

Como documental, Janis Little Girl Blue es más cercano a lo convencional y formalista que a lo extravagante o experimental, peligrosamente contenido para retratar la transición de la niña marginada que llegó a ser una venerada rock star, y poco efectiva formalmente para empatar con la personalidad llamativa y libertaria que encarnaba Janis, sin embargo, tiene sus cosas destacables como la poderosa lectura de las cartas a sus padres con una Cat Power imitando a la perfección la voz de la cantante, así como un montaje lleno de vitalidad.

Janis Little Girl Blue

Pero todo lo que estilísticamente no tiene, lo compensa e incluso lo gana en emotividad discursiva, Berg supo elegir los fragmentos más inquietantes, determinantes y conmovedores de las diversas etapas de la cantante, consiguiendo de esta forma crear en Janis Little Girl Blue, un documental panorámico pero totalmente profundo de la artista, una inmersión al alma atormentada de una estrella a quien la fama no le importaba tanto como el halago, la aprobación y el reconocimiento de los demás para calmar su inseguridad, pero lo que logra principalmente Janis Little Girl Blue es depurar de forma precisa, las constantes que llevaron a Janis Joplin a ser lo que fue, tanto en la escena musical como personal.

Con un último tramo devastador, llevándonos del insoportable terruño sureño de Janis a sus adorados escenarios, de los estudios de grabación hasta la soledad de sus casas, Janis Little Girl Blue es un documental que sin duda disfrutarán los fans de la cantante, pero que no es exclusivo ya que busca ser más un vistazo a los claroscuros del alma, la fortaleza para tomar el dolor y transformarlo en una fuerza motora, y mostrar lo que impulsa a reinventarse, a provocar y a hacer de sí mismo una leyenda.

“Como se hace más cercano y más probable, ser una estrella realmente pierde su significado. Pero sea lo que eso quiere decir, estoy lista” –Janis Joplin

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Janis Little Girl Blue – Janis: Chica Azul
Dirección y Guión:
Amy Berg
Fotografía: Jenna Rosher
Testimonio: Janis Joplin, Cat Power, Peter Albin, Dick Cavett, Kris Kristofferson, Laura Joplin, Michael Joplin, Pink, Juliette Lewis
Fecha de estreno: 12 de agosto de 2016

Comentarios

Comentarios