Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 24 Abril, 2017

Scroll to top

Top

Los Bañistas, una cuestión de igualdad

Los Bañistas
alejandralomeli
  • Rodando Cine platicó con el director de Los Bañistas, Max Zunino y con el actor Armando Espitia como representante del elenco

  • “Los Bañistas realmente es una película ligera, llena de pinceladas de comedia y habla de una historia de amor fraternal”: Max Zunino

Los Bañistas

En medio de la crisis económica, la hostilidad y las protestas sociales se desarrolla la historia de Los Bañistas, opera prima del director uruguayo afincado en México, Max Zunino que llegará a la cartelera nacional este 1° de abril tras dos años de intensa promoción en diversos festivales nacionales e internacionales, ganando en 2014 el Premio FIPRESCI a la Mejor Opera Prima en el Festival de Cine del Mundo de Montreal, Canadá.

Si bien Los Bañistas se contextualiza en un ambiente de convulsión política y económica, este solamente será el cimiento para engendrar una historia de solidaridad entre dos improbables y ríspidos personajes: Flavia (Sofía Espinosa, además coguionista de Los Bañistas junto con Zunino) y Martín (Juan Carlos Colombo), cuyo encuentro nos invitará a recuperar la empatía por el otro partiendo de una situación socialmente crítica y cada vez más cotidiana, pero con un tratamiento encantador y ligero, así lo mencionó Zunino en conversación para Rodando Cine, quien además quiere dejar en claro:

“Estoy seguro que la gente se va a identificar con alguno de los personajes y la situación que se ve ahí, a pesar de lo social no es una película de estas mexicanas que uno suma lo social, más película mexicana, más conflictos y manifestaciones y cree va a ser muy pesada, pero realmente es una película ligera, llena de pinceladas de comedia y habla de una historia de amor, de una historia de amor fraternal.”

Junto a Max Zunino, Rodando Cine tuvo oportunidad de hablar también con el actor Armando Espitia, quienes nos comentaron las intenciones de un filme como Los Bañistas y su pertinencia para un momento social como el actual, materializando en un acto íntimo y básico como es el bañarse, una alegoría a la igualdad y la re-dignificación personal.

Los Bañistas

Armando Espitia y Max Zunino | Fotografía: Israel Frias

Alejandra Lomelí (AL): Antes que nada Max me gustaría felicitarte por tu peli, me gustó bastante, la vi el año pasado en el Foro de Cineteca, recuerdo que aquella vez nos comentabas de tu proceso para el guión, me gustaría un poco que nos explicaras de dónde nace una historia como Los Bañistas.

Max Zunino (MZ): Nace de una inquietud mía con Sofía Espinosa de hacer un proyecto sin esperar de tener fondos del estado y a recorrer un largo trecho, y más bien hacer algo más impulsivo y más inmediato.

Yo había leído una noticia en el periódico El País hace ya unos años que hablaba de las manifestaciones en la Plaza del Sol y ahí decía que los jóvenes y los jubilados eran la mayor parte de esta gente que estaba protestando, entonces empezamos a ver ahí las similitudes con México y aparte, era una época donde había no solo manifestaciones aquí y allá, sino que en Estados Unidos y la Primavera Árabe y etcétera, entonces de ahí partió la idea de tomar a los dos personajes, Flavia la estudiante, y Martín, el hombre que pretende ser jubilado y lo corren antes de serlo, y mostrarlos en un entorno de crisis, un sistema y un gobierno que ya no se puede hacer cargo de ellos y que colapsa. Y explorar también las posibilidades de una persona común y corriente de estas edades en una situación así, de cuál es la forma de poder salir adelante y encontramos la solidaridad como respuesta a esa problemática.

AL: Precisamente eso es lo que me llama mucho la atención porque creo que en Los Bañistas está el tema político pero no es lo principal, más allá de eso precisamente lo que tú querías catalizar eran otros aspectos, tal vez lo que se ve trastocado…

MZ: Claro en lo íntimo, en lo personal…

AL: Exactamente, entonces, ¿qué tan oportuna es esta película ahora a la distancia a partir de su realización? Porque creo que en aquellos tiempos los movimientos y todas estas manifestaciones eran más recurrentes.

Armando Espitia (AE): La filmamos en noviembre-diciembre de 2012 con el cambio de gobierno, primero con las elecciones y empezó a haber mucha gente manifestándose, o sea, el timing fue perfecto, vino… es muy triste lo que estoy diciendo pero vino con un cambio de gobierno que al final, la manifestación del 1º de diciembre de 2012 por la toma de protesta del que ahora es nuestro Presidente está usada en la película como contexto, nunca se menciona ni se habla de manera documental pero sí en términos de producción se usó para filmarlo, y fue también como lo he dicho muchas veces, la primera manifestación en mucho tiempo en la que hubo violencia pero creo que la película tiene que ver, o el timing y la estrella que ha tenido con la historia de vida que tiene Los Bañistas, también tiene que ver con el Gobierno que estamos teniendo, el tipo de censura o de represión del que somos objeto…

Los Bañistas

Armando Espitia | Fotografía: Israel Frias

Max: a pesar de que hace 2 años la estrenamos en Guadalajara, que nos fue muy bien por cierto, desgraciadamente, Los Bañistas ha cobrado vigencia en estos dos años. Lo que hemos visto en estos dos años es que realmente los problemas en el país no se han solucionado sino que se han recrudecido y si bien no tenemos manifestaciones como hace 2 años, las vamos a volver a tener muy pronto, y bueno, desgraciadamente y afortunadamente para la película va a llegar al público donde va a causar una mayor identificación aún.

Armando: Pero tiene que ver también a que desde el guión está planteado como un conflicto que no se especifica, es decir, creo que tuvieron un acierto en construir la atmósfera y construir la circunstancia para que sea genérica y así propicie el conflicto humano y se vuelva un cosa muy universal, también tristemente en otros países se vuelve un tema vigente.

Max: Totalmente, son países que tienen el mismo sistema económico que aunque sean primermundistas, han promovido esta competencia entre los individuos, entonces en lugar de ser solidario con el de al lado y generar el diálogo, una empatía, han propiciado la competencia y el meter el codo para ser yo el primero y en esa pequeña disputa nos han aislado a todos y de esa forma también es más fácil manipular.

Los Bañistas

Max Zunino | Fotografía: Israel Frias

Armando: Y, además de los conflictos sociales que se abordan o de los que se pueden sugerir en Los Bañistas, ahora me llegó a la cabeza el pensar en el egoísmo en el que vivimos que es una de las propuestas que tiene la película o el quitarnos esta pared que nos ponemos nosotros mismos o alguien nos ha puesto y que nosotros decidimos mantener para ver al otro, para mí es algo muy simbólico y me encanta que los personajes vivan en frente uno del otro y les cuesta mucho tiempo de la película para empezar a reconocerse y esa es clave esencial, la tesis de la película y de lo que se propone como solución o como mensaje.

AL: Precisamente es lo que más me llama la atención de Los Bañistas de cómo se pone la problemática pero a la vez cómo impacta en esta parte personal, y me gustaría Armando preguntarte de tu personaje porque es el que está en esta parte del movimiento, el que está tomando ya una posición, porque está el de Flavia que al principio no quiere involucrarse, porque si bien está el movimiento también está el desencanto por los movimientos.

AE: El background de mi personaje… estaba estudiando y cierran la universidad y vienen a manifestarse a la ciudad porque quieren seguir estudiando y porque creo que mi personaje se sentía afortunado de saber lo que quería hacer y de estarlo haciendo, que es un logro en este momento social que estamos viviendo, y después creo que se enfrenta al desencanto no propio, sino de su amigo y al desgaste. Hace rato quería mencionar una escena que para mí es esencial, que para mí es mi favorita, que es cuando Harold (Torres) o Sebastián se está bañando porque hablábamos cuando construíamos a los personajes acerca de la dignidad humana, las personas que se están manifestando son valientes y también tienen dignidad, necesitan esa dignidad y el baño los hacía dignos y ese momento en el que Harold se está bañando, esa dignidad la recobra pero también cuando está encontrando algo muchísimo más personal.

Los Bañistas

Armando Espitia | Fotografía: Israel Frias

Creo que el personaje de Harold (Sebastián) no sé si se desencanta pero decide que su camino personal es por otro lado y en ese sentido la película , su personaje y mi personaje abarcan un espectro más amplio. Mi personaje decide quedarse porque quizás está cierto en que esa es la manera en que va a resolver su vida y va a encontrar su forma de seguir, o quizás porque no tiene otro lugar a dónde ir, y Harold decide componer el carro e irse y estar con una chava; cada quien puede tomar una decisión diferente y cada quien toma un camino diferente, creo que Los Bañistas es una película que rescata el valor de la gente que se manifiesta y que dice en lo que está inconforme pero que también propone algo y que también habla de todas las opciones a partir de eso.

AL: Retomando lo que dices del título de Los Bañistas que es una acto cotidiano, íntimo que hacemos, creo que a partir de tomar este acto lograste dar en un punto muy oportuno para llegar a hacer toda esta alegoría, ¿de dónde surgió esta idea?

Max: Fue sucediendo en la escritura, en el entramado de cómo unir a estos personajes, y fue a través de algo muy básico, de una necesidad muy básica que es el baño, donde los personajes por primera vez convergen, que por primera vez encuentran una situación de igualdad y de intercambio, entonces sin querer hacer spoilers de la peli, me pareció que valía la pena que ese fuese el título, porque primero no vende de qué va la película porque la gente espera otra cosa por completo, pero una vez que viste la película entiendes muy bien el porqué tiene ese título.

Los Bañistas

Fotografía: Israel Frias

Sigue las redes sociales de Los Bañistas en FB,  Facebook.com/LosBañistas y Twitter @Banistas

Los Bañistas

Comentarios

Comentarios