Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 20 octubre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Un Hombre Irracional: entre el sentido y la razón

Un Hombre Irracional
alejandralomeli
  • En Un Hombre Irracional, Woody Allen vuelve a sus obsesiones para hacer una nueva exploración a la moralidad y ética de sus personajes

  • Temas filosóficos, existenciales y azarosos están presentes en Un Hombre Irracional, protagonizada por Joaquin Phoenix y Emma Stone

Un Hombre Irracional

Algo que debe destacarse de un cineasta como Woody Allen es su habilidad para retomar temas tratados con mayor o menor relevancia en anteriores filmes y aun así no repetirse, en Un Hombre Irracional (Irrational Man, 2015) el director vuelve a sus obsesiones filosóficas y existenciales para hacer otra exploración a la moralidad y ética de sus personajes en clave de crónica criminal, muy en línea a Crímenes y Pecados (1989) y Match Point (2006), y por lo tanto, refiriendo por tercera ocasión a la clásica obra de Dostoievski, Crimen y Castigo, solo que ahora de forma directa.

En Un Hombre Irracional, Allen encontró a un nuevo alter ego que guarda cierto parecido con aquellos personajes ariscos, depresivos y autodestructivos que se encuentra en la primera etapa de su filmografía: Joaquin Phoenix, quien interpreta a Abe Lucas, un profesor de filosofía desganado que atraviesa por una crisis existencial y torno al cual hay una serie de rumores, como el hecho de su racional mentalidad, su erudición para la filosofía y sus constantes amoríos con sus alumnas.

La llegada de Abe a una nueva universidad despertará diversas pasiones, principalmente en su colega Rita (Parker Posey), así como en su mejor alumna Jill (Emma Stone), pero ni el coqueteo de ambas mujeres puede tanto para sacar a Abe de su depresión como lo hace el escuchar una conversación ajena que lo ayudará a encontrar un nuevo sentido a la vida y la oportunidad de “prevenir un mal mayor”.

Un Hombre Irracional

Un malicioso humor negro está presente a lo largo del desarrollo de Un Hombre Irracional, Allen disfraza muy bien la complejidad de sus intensiones en una aparente ligera narrativa que sirve para establecer el triángulo amoroso mientras va construyendo el retorcido juego azaroso que marcará el destino de cada uno de los personajes, principalmente el de Abe, cuya trasformación psicológica marcará los cambios dramáticos de la trama: de seguir una estructura convencional, casi perezosa, se transforma en intrigosa y oscura, con tintes de misterio.

El acertado uso de la voz en off de Jill y Abe solo viene a incrementar la gran paradoja que es Un Hombre Irracional, por una lado remitiendo a ese ejercicio de reconstrucción de los hecho y por el otro, a ser las veces de esa conciencia perdida durante la euforia que marcó la suerte final de la pareja.

Un Hombre Irracional

Un Hombre Irracional viene a ser una suerte de fabula intelectual en la que Allen contrapone los postulados de Kant, Heidegger y Kierkegaard (citados por el propio Abe en sus clases a manera de malvados juicios premonitorios), con temas como la suerte, el destino y la racionalidad para dinamitar la percepción de la maldad y la bondad implícitos en los actos, todo ello mezclado con el tema dostoievskiano dando como resultado un filme astuto y ligero.

En Un Hombre Irracional a diferencia de Crímenes y Pecados y Match Point (sus referentes directos), será la ironía el elemento que colocará a cada personaje en su lugar por eso el final es totalmente efectivo y paradójico en términos de la suerte, además, sin ser sobresalientes, Un Hombre Irracional no decepciona ya que si bien no llega a los niveles de densidad malsana que posen las películas señaladas, si comparte la misma visión pesimista de la vida aunque disimulada y bonachona ya que aquí todavía hay rayos de esperanza.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Irrational Man – Un Hombre Irracional
Dirección y Guión:
Woody Allen
Música: Ramsey Lewis
Fotografía: Darius Khondji
Actúan: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Parker Posey, Jamie Blackley
Fecha de estreno: 18 de marzo de 2016