Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 29 Mayo, 2017

Scroll to top

Top

Palmeras en la Nieve, el melodrama colonial – Crítica

Palmeras en la Nieve
alejandralomeli
  • Palmeras en la Nieve adapta el éxito de ventas de Luz Gabás dando como resultado una película de época exuberante protagonizada por Mario Casas

  • Palmeras en la Nieve es una súper producción española de primer nivel, precisa en su diseño visual e impecable en el vestuario, ambientación y fotografía

Palmeras en la Nieve

Hacía mucho tiempo que en el cine de habla española no se veía un drama de época que casi llegara a las tres horas y contara un amor apasionado germinado en la inestabilidad de un conflicto político-social, por eso, por su diseño artístico y actuaciones sensibles, Palmeras en la Nieve (España, 2015) llama la atención. Pero Palmeras en la Nieve también clama algo más de atención por ser una producción española que enfrenta su pasado histórico como nación colonizadora que aunque de forma ligera, no recurre a maniqueísmos ni exageraciones, lo cual se agradece.

Fernando González Molina dirige esta adaptación de uno de los Best Seller más exitosos en España y escrito por Luz Gabás bajo el nombre de Palmeras en la Nieve, para desarrollar una historia dual y paralela ambientada en 1953 que arranca en la actualidad cuando Clarence (Adriana Ugarte) descubre un trozo de una carta proveniente de Guinea, por lo que decidirá emprender un viaje físico y emocional a su pasado familiar.

Palmeras en la Nieve repasa el viaje de Kilian (Mario Casas) y Jacobo (Alain Hernández) cuando en 1953 abandonaron su villa en la montaña nevada de Huesca, España con dirección a la isla de Fernando Poo, una antigua colonia española en Guinea Ecuatorial donde se encontrarán con su padre en la finca de cacao, Sampaka, será en esta colonia donde los hermanos descubrirán los contrastes entre colonos y nativos y conocerán el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio.

Palmeras en la Nieve es una súper producción española de primer nivel, precisa en su diseño visual e impecable en el vestuario, ambientación y fotografía, su factura formal destaca y nada se tiene que pueda reprochársele, situación que no es equiparable al cien por ciento con su argumento a pesar de lo elegante de su melodrama.

Palmeras en la Nieve

Sin tomarlo como algo negativo, Palmeras en la Nieve es ambiciosa lo cual ayuda a González Molina a mantener los estándares técnicos altos, sin embargo, al traspasar la ambición al terreno dramático, la trama se hace atropellada cuando se perciben los deseos por compaginar el conflicto político y el amoroso, así como la sobrecarga de personajes que más allá de su peso para la trama aparecen como figuras incidentales para pausar el avance de la historia, además de un regodeo hacia las situaciones melodramáticas, como cuando Jacobo le confiesa su amor a Julia (Macarena García).

Quizás el punto problemático de Palmeras en la Nieve sea una adaptación fallida o al menos eso sugiere la constante aparición de personajes y situaciones que buscan sin éxito explicar detalladamente la tragedia social y de pareja, inabarcable para una película a pesar a pesar de sus 163 minutos de duración, así como el arranque tardío del conflicto amoroso frontal (llega hasta después de la hora de metraje), no así las intenciones románticas de Kilian hacia Bisilia (Berta Vázquez), la nativa que será su interés romántico, las cuales quedan descubiertas desde los primeros minutos del filme de forma exquisita y encantadora, enmarcada en un escenario de ensueño pero también amenazador, condensando de esta maravillosa manera los contrastes sobre los que versará el resto del relato. También es durante su primera parte que Palmeras en la Nieve armoniza correctamente el drama político-social con el romántico.

Pero a pesar de sus detalles argumentales, Palmeras en la Nieve es una propuesta cumplidora y sin desperdicio visual, además de ser de esas películas que lleva al espectador por todos los estados sentimentales y que gracias a Amarok Films, el sello de distribución que está trayendo a México las propuestas españolas más interesantes, se podrá disfrutar en la gran pantalla.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Palmeras en la Nieve
Dirección.
Fernando González Molina
Guión: Sergio G. Sánchez, con base en la novela Palmeras en la Nieve escrita por Luz Gabás
Fotografía: Xavi Giménez
Actúan: Mario Casas, Adriana Ugarte, Macarena García, Alain Hernández, Berta Vázquez, Emilio Gutiérrez Caba
Fecha de estreno: 4 de marzo de 2016

Palmeras en la Nieve

Comentarios

Comentarios