Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 22 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Cenizas del Pasado (Blue Ruin)

Cenizas del Pasado
alejandralomeli
  • Cenizas del Pasado (Blue Ruin) reinventa los mecanismos dramáticos partiendo de las convenciones propias del thriller de venganza estadounidense

  • Ganadora del premio FIPRESCI en el Festival de Cine de Cannes en 2013, Cenizas del Pasado busca ser un relato de redención y filme de autor total

Cenizas del Pasado

 

Jeremy Saulnier realizó en Cenizas del Pasado (Blue Ruin, 2013) una puesta en escena poco ortodoxa partiendo de las convenciones propias del thriller de venganza estadounidense para presentar un filme de autor total al fotografiar, escribir y dirigir este intenso relato de redención.

Dwight (Macon Blair) es un tranquilo vagabundo cuya vida se verá afectada cuando el responsable de la muerte de sus padres, ocurrida años atrás, sale de prisión. Al ser informado decide dirigirse a la casa de su infancia para proteger la vida de su familia más cercana y llevar a cabo un terrible acto de venganza; de esta forma Dwight se convertirá en una especie de asesino amateur.

Recurriendo a los detonantes clásicos del género, Cenizas del Pasado reinventa los mecanismos dramáticos para generar una narrativa cargada de tensión, donde el suspenso hace su aparición en los momentos precisos de una trama que se antoja como el estudio moderno de la mente de un personaje atormentado por el dolor y fracturado por la desgracia.

A pesar de sus escasos diálogos, Cenizas del Pasado envuelve al espectador en el sugestivo torbellino traumático de Dwight, perturbando con sus encuadres a veces cerrados y otras abriendo el campo de visión de forma panorámica, para ensambla la sencilla coreografía de sus secuencias, cuyas tomas pausadas generan la tensión emocional con base en las gesticulaciones faciales y las acciones de los personajes.

El acertado título original de Cenizas del Pasado, “Blue Ruin”, aporta la serie de características y referencias sobre las que se cimenta el argumento: la atmósfera azulada de la playa, el auto destartalado y la extra grande sudadera que viste Dwight en los primeros minutos; pero también vaticina el tono duro y brutal que sigue la narrativa, mientras alude al deprimente estado anímico del personaje.

La afortunada osadía de Cenizas del Pasado por realizar una relectura a uno de los géneros que más ha explotado la cinematografía estadounidense, es solamente una de las virtudes de la realización de Jeremy Saulnier, porque en este intrigante suspenso que marca el pulso de Cenizas del Pasado, la exquisitez radica en el inquietante acto redentor de un personaje cuya venganza era inevitable.

Cenizas del Pasado es una de las mejores y más estilizadas propuestas de la escena cinematográfica indie de Estados Unido que llegará este año a las salas de cine, cierto es que tampoco se pierde de vista el entramado moral, social y el siempre cuestionable estilo de vida norteamericano, así como el uso de las armas, temáticas latentes en el guión y que moverán a la reflexión.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Blue Ruin – Cenizas del Pasado
Dirección, guión, fotografía:
Jeremy Saulnier
Música:
Brooke Blair y Will Blair
Actúan:
Macon Blair, Eve Plumb, Devin Ratray, Amy Hargreaves, David W. Thompson

Comentarios

Comentarios