in , ,

Crítica Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas

Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas
  • Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas es una divertida secuela que va más allá del canto a capella, y un digno debut tras la cámara de la actriz Elizabeth Banks

  • La buena selección musical, el sarcasmo y la comedia vuelven a ser los mejores elementos de Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas

Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas

 

Después del inimaginable éxito de Notas Perfectas (Pitch Perfect, Moore, 2012), Universal Pictures da continuidad a la historia de las Barden Bellas en Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas, el debut como directora de la actriz Elizabeth Banks sigue la misma fórmula de su predecesora pero abriendo otras tramas que buscan dar algo más allá de los concursos a capella.

Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas arranca con una de las presentaciones que las Barden Bellas realizan en el Centro Kennedy con motivo del cumpleaños del presiente Barack Obama. Todo marcha bien para la agrupación dirigida por Beca (Anna Kendrick) hasta que Fat Amy (Rebel Wilson), colgada de una cuerda, tiene un accidente con su vestuario en pleno show, lo que hará que el decano de su universidad les prohíba volver a actuar.

Ante este escenario, las Bellas, quienes por fin se convirtieron en el coro a capella más importante y envidiado del campus (además de tener que lidiar con su último año de estudios), buscarán recuperar su lugar en el mundo del canto a través de la única competencia permitida: el torneo mundial a capella.

Desenfadada, sarcástica y con un toque de mala leche, Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas no busca otro propósito que entretener y lo consigue con una serie de picarescas puntadas, formidables musicales y el girl power de las Barden Bellas en su mejor momento. Elizabeth Banks ofrece un digno debut tras la cámara y una divertida secuela que si bien no logra ser memorable, destaca por su marcado interés por llevar el conflicto desde un nivel personal.

Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas

En su afán por complejizar la fórmula, Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas coloca como contrapunto la preocupación de Beca por asegurar su futuro con un trabajo, un “golpe de realidad” que es la nota que desentona en este ambiente universitario y de competencia desplegado en Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas donde la preparación para el concurso, los romances y las bobadas juveniles, resultan más creíbles e interesantes.

La cuestión es que la guionista Kay Cannon descuida el desarrollo de este hilo argumental de oportuna presencia para dejarlo aislado del conflicto principal de Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas, perdiendo su propósito principal al ser secuencias claramente paralelas cuya función parece ser más de transición.

Sin embargo, Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas recupera bríos con los cantos y las divertidas peripecias de este grupo totalmente armónico, la química fluye entre las actrices. Además, otro acierto de Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas es el grupo rival de las Bellas, sin duda los momentos más hilarantes de esta secuela serán los enfrentamientos de palabras que estas agrupaciones tienen cada vez que se encuentran.

Su buena selección musical, su toque cómico que no excede el gag, el buen timing de sus actrices y sus electrizantes números musicales hacen de Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas una película totalmente disfrutable.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Pitch Perfect 2 – Pitch Perfect 2: Más Notas Perfectas
Dirección:
Elizabeth Banks
Guión:
Kay Cannon, con base en la novela de Mickey Rapkin
Música:
Mark Mothersbaugh
Fotografía:
Jim Denault
Actúan:
Anna Kendrick, Rebel Wilson, Brittany Snow, Hailee Steinfeld, Anna Camp, Skylar Astin, Ben Platt, Elizabeth Banks, Adam DeVine
Fecha de estreno:
7 de agosto de 2015

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

GIFF

GIFF, la plataforma por excelencia para el talento emergente

Deadpool

Llega el trailer de Deadpool, el bizarro superhéroe de Marvel