Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 22 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Memorias de Manhattan (5 Flights Up)

Memorias de Manhattan
alejandralomeli
  • Memorias de Manhattan es una reflexión de vida que llega a la cartelera nacional protagonizada por Morgan Freeman y Diane Keaton y dirigida por Richard Loncraine

  • Memorias de Manhattan marcha a paso firme gracias a la empatía que muestran Freeman y Keaton, transmitiendo la complicidad y el amor de la veterana pareja

Memorias de Manhattan

 

Un relato sobre el paso de la vida, el cariño a los lugares que se habitan y la transformación del entorno son algunos de los temas presentes en Memorias de Manhattan (5 Flights Up, Richard Loncraine, 2014), una reflexión de vida enclavada en la entrañable historia de un matrimonio interracial de edad avanzada.

Memorias de Manhattan sigue a Ruth (Diane Keaton) y Alex (Morgan Freeman), un matrimonio que ha vivido en su departamento en Brooklyn desde hace 40 años. Ahora, la pareja se enfrenta a la disyuntiva de dejar este edificio que carece de elevador, o conseguir lugar nuevo que les de las posibilidades de vivir más cómodos la siguiente etapa de su vida, por ello Lily (Cynthia Nixon), sobrina de Ruth, evalúa la propiedad, revelándole a la pareja que debido a la creciente población de la zona (por hipsters, según Alex), el departamento vale una pequeña fortuna.

Mientras Alex se rehúsa a vender el departamento, Dorothy, la perrita de la pareja, enferma gravemente, marcando para Ruth y Alex un fin de semana cargado de emociones donde la preocupación y el replanteamiento de dejar el vecindario que los cobijó, serán las constantes de una narrativa que se sustenta en otra crisis externa: un supuesto terrorista pretende hacer estallar una bomba.

Memorias de Manhattan

Con una dirección sutil y emotiva de parte de Richard Loncraine, Memorias de Manhattan es un relato sencillo cuya economía dramática marcará un desarrollo raquítico, las diversas líneas narrativas se sentirán como partes desbalagadas de una historia que busca reflejar el pulso de una ciudad y el impacto que ésta ejerce en la vida de quienes la pueblan, sin embargo, Memorias de Manhattan las toma y las plasma solo para esbozar en el momento en el que Ruth y Alex pretenden vender su vivienda.

Junto a la poca claridad al momento de unir y rematar las crisis del terrorista, la lesión de Dorothy y la negativa de Alex por dejar su querido barrio, Memorias de Manhattan tiene un desarrollo irregular, por momentos el ritmo es aplastantemente plano, situación que se reivindica gracias a los picarescos toques cómicos, algunos de humor negro pero la mayoría dichos por el personaje de Morgan Freeman (es delirante escucharlo decir “hipsters”).

Es precisamente Morgan Freeman y Diane Keaton quienes logran hacer rescatable Memorias de Manhattan. Si bien argumentalmente Memorias de Manhattan tiene problemas para desarrollar un guión que toma como inspiración la novela Heroic Measures de Jill Ciment y a partir de la cual pudieran salir lecturas y reflexiones más profundas; Memorias de Manhattan marcha a paso firme gracias a la empatía que muestran Freeman y Keaton, transmitiendo la complicidad y el amor de la veterana pareja.

Memorias de Manhattan

Destaca en Memorias de Manhattan la decisión del guionista Charles Peters, de presentar a Ruth y Alex como una pareja interracial y no una judía como originalmente se tiene en el libro de Ciment. Quizá este sea otro de los discretos encantos de Memorias de Manhattan ya que los mejores y más entrañables momentos serán esos flashbacks en donde se puede apreciar el amor tan profundo que unió a Ruth y Alex desde el inicio de su relación, teniendo que sortear los prejuicios hasta de sus propias familias.

Korey Jackson y Claire van der Boom son los encargados de encarnar a Alex y Ruth en su etapa juvenil, quienes se casaron cuando aún era prohibido el matrimonio interracial en más de 30 estados de la unión americana. Jackson y van der Boom aportan a Memorias de Manhattan la coquetería que necesitaba el guión, así como ese dramatismo que clamaba su historia.

Es en los detalles en los que Memorias de Manhattan encuentra su magia, en esos poquísimos flashbacks que se antojan seguir escarbando, así como aquellas pinceladas, objetos y guiños que marcan la complicidad de la pareja (los lentes de Ruth, la melodía tarareada por Alex…), el corazón de Memorias de Manhattan habrá que buscarlo ahí y no en la parafernalia del terrorista ni en la parlanchina sobrina Lily.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

5 Flights Up / Ruth & Alex – Memorias de Manhattan
Dirección:
Richard Loncraine
Guión:
Charlie Peters, con base en la novela Heroic Measure escrita por Jill Ciment
Música:
David Newman
Fotografía:
Jonathan Freeman
Actúan:
Morgan Freeman, Diane Keaton, Michael Cristofer, Cynthia Nixon, Claire van der Boom, Korey Jackson, Carrie Preston, Sterling Jerins
Fecha de estreno: 11 de junio de 2015

Comentarios

Comentarios