Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 26 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Autómata con Antonio Banderas

Autómata
alejandralomeli
  • Autómata perderá la tentativa cohesión de sus primeros minutos cuando el filme pase a ser un thriller policiaco y el protagonista el chivo expiatorio de una empresa fallida

  • Autómata, el thriller futurista protagonizado por Antonio Banderas, llega a la cartelera de verano en México

Autómata

 

Es curiosa la manera en la que atractivas propuestas se van al traste por una deficiente ejecución y un conflicto melodramático que poco a poco gana terreno en una historia que bien podría haber prescindido de él, este es el caso de Autómata (Gabe Ibáñez, 2014), una distopía de férreas intensiones consumida a sí misma gracias a la mediocre orquestación de sus piezas y una dirección a cargo de Gabe Ibáñez poco propositiva para el género.

Protagonizada por Antonio Banderas, Autómata se sitúa en 2044 en un planeta Tierra decadente a causa de la radiación producida por las erupciones solares, provocando la desertización y la aniquilación de la población. Para ayudar a restablecer el ambiente se crearon los robots “peregrinos” con dos protocolos inalterables: preservar la vida y no modificarse a sí mismos.

En este contexto, Jacq Vaucan (Banderas) un agente de seguros de la compañía que fabrica estos robots, investiga un caso aparentemente rutinario cuando descubre algo que podría tener consecuencias decisivas para el futuro de la humanidad: robots que se autoreparan y parecen estar vivos.

Autómata tiene un arranque prometedor al colocar en su núcleo uno de los temas por antonomasia de la ciencia ficción que es, la inteligencia artificial. La máquina superando a la humanidad es incluso un tópico aterrador para el género pero que en manos de Ibáñez, es solo una ornamenta en el relato de una pareja en crisis que desencadenará un thriller-acción perezoso.

Autómata, Antonio Banderas

A pesar que hay preguntas, en Autómata no hay hipótesis, ni reflexiones, ni escenarios posibles que las trastoquen, el lioso guión firmado por el propio Gabe Ibáñez en colaboración con Javier Sánchez Donate e Igor Legarreta, se preocupa por detonarlas más no por desarrollarlas ni concluirlas, menos aún para entrelazarlas sanamente con el conflicto interno de Jacq. La preocupación por la vida y su evolución está en la mayoría de las escenas de Autómata, sin embargo se queda en la grandilocuencia de la suposición de los diálogos y alguna que otra metáfora fallida.

Autómata perderá la tentativa cohesión de sus primeros minutos cuando Jacq se convierta en el chivo expiatorio, trascendiendo el relato a los terrenos del thriller policiaco. En este punto, Autómata se hará lenta e interminable como el peregrinar de Jacq en el inhóspito desierto, ahora la trama eclipsará su línea central por una serie de persecuciones y enfrentamientos mal coreografiados.

Los huecos argumentales se hacen todavía más evidentes cuando arranque la empresa que busca eliminar a Jacq a toda costa pero, ¿por qué se persigue a Jacq? Autómata jamás lo resolverá, las líneas nunca se cierran y no sabremos si el interés de suprimirlo era por conflicto de intereses o un tema incómodo para… ¿la compañía robótica?

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Autómata
Dirección:
Gabe Ibáñez
Guión:
Gabe Ibáñez, Javier Sánchez Donate, Igor Legarreta
Música:
Zacarías M. de la Riva
Fotografía:
Alejandro Martínez
Actúan:
Antonio Banderas, Birgitte Hjort Sorensen, Melanie Griffith, Dylan McDermott, Robert Forster, Tim McInnerny
Fecha de estreno: 22 de mayo de 2015

Comentarios

Comentarios