in , ,

Crítica Promesa de Vida de Russell Crowe

Promesa de Vida, The Water Diviner
  • Promesa de Vida (The Water Diviner) es el debut como director de Russell Crowe, la película llega a México este fin de semana bajo el sello Zima Entertainment

  • Promesa de Vida toma un conflicto armado para contextualizar una historia que abunda en las implicaciones de una promesa, el amor paterno y la esperanza

Promesa de Vida, Russell Crowe

 

Russell Crowe hace su debut como director con Promesa de Vida (The Water Diviner), una película inspirada en hechos reales que tras su disfraz de aventurera, esconde un relato humano y doloroso sobre los despojos y daños de la devastadora batalla de Gallipoli en 1915 a través del seguimiento de un padre que emprende una odisea por recuperar los retos de sus hijos fallecidos en batalla.

Promesa de Vida se sitúa cuatro años después de la guerra en Gallipoli y en plena Primera Guerra Mundial. En este ambiente, Connor (Crowe) un granero australiano, viajará a Estambul para descubrir qué ha pasado con sus tres hijos, todos declarados desaparecidos en combate. Durante su búsqueda forja una relación con Ayshe (Olga Kurylenko), una hermosa mujer turca propietaria del hotel en el que se hospeda.

Aferrado a la esperanza y con ayuda del oficial turco, el Mayor Hasan (Yilmaz Erdogan), Connor se embarca en un viaje a través del país para descubrir la verdad acerca del destino de sus hijos.

Promesa de Vida

A primera vista, Promesa de Vida resulta difícil de clasificar por su misticismo y el no siempre tan favorable autocontrol de Crowe para ir descubriendo poco a poco el conflicto dramático. Con un prólogo que registra las conversaciones de los soldados en las trincheras para luego dar paso a una escena en la que se observa a un hombre acompañado por un perro en una árida región en donde espera encontrar agua, Promesa de Vida se antojaría en sus primeros minutos como un filme bélico de proporciones épicas, e incluso como una aventura sacada de las páginas de las Mil y Una Noches, libro que Connor solía leerles a sus hijos por las noches.

Es después de una conversación que Connor tiene con su esposa (Jacqueline McKenzie) que Promesa de Vida deja al descubierto sus intensiones, Crowe eligió un melodrama bélico para su debut tras la lente, quizá lo segundo resulte más una añadidura subordinada ya que Promesa de Vida toma un conflicto armado para contextualizar una historia que abunda en las implicaciones de una promesa, el amor paterno y la esperanza.

Volviendo a esos rasgos que intuyen dejos épicos y aventureros que se ven reforzados por las amarillentas tonalidades que inundan la imagen, así como la música y el ya de por sí sugerente escenario turco, Promesa de Vida encuentra en ellos los cimientos para construir una historia de añoranza cuyo línea medular es el amor trascendental del padre hacia sus hijos, mostrado a través de flashbacks y en el impulso del personaje por encontrarlos.

Promesa de Vida

Escogiendo la narrativa clásica, Crowe encuentra en el flashback el recurso oportuno para profundizar en el conflicto interno de su personaje, así como en los trozos de memorias o episodios perdidos en la vida de sus hijos, sin embargo, Promesa de Vida pierde su consistencia cuando Crowe abusa de ellos con la intensión de crear tensión dramática por un lado, y por el otro, apostar por una narrativa capitular. Esta situación mejorará cuando Crowe entienda la brutalidad del conflicto, transmitiéndoselo al espectador en una de las escenas más estremecedoras y mejor realizadas del filme, surgida a partir de un flashback: la caída de los tres jóvenes en el campo de batalla.

A pesar de la irregularidad en su ritmo, Promesa de Vida tiene su encanto, Russell Crowe supo dónde buscar para crear los escenarios más humanos en un ambiente hostil y de entreguerras, encontrándolos en la simpatía y emotividad que dominan todas las relaciones que su personaje produce a su paso, en especial la que crea con el hijo de Ayshe.

Otro punto que crea balance es el desenlace de Promesa de Vida, si bien la resolución llega a ser predecible, el plano final redime su predictibilidad al mostrar un sugerente y a la vez ambiguo juego de miradas entre Connor y Ayshe, resultando un final abierto.

Sin olvidar el simbolismo y la reflexión, Russell Crowe hace de Promesa de Vida, un debut favorable.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

The Water Diviner – Promesa de Vida
Dirección:
Russell Crowe
Guión:
Andrew Anastasios, AndrewKnight
Música:
David Hirschfelder
Fotografía:
Andrew Lesnie
Actúan:
Russell Crowe, Olga Kurylenko, Jai Courtney, Isabel Lucas, Damon Herriman, Jacqueline McKenzie, Cem Yilmaz
Fecha de estreno: 22 de mayo de 2015

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Mad Men

Mad Men engalanará la tercera edición de TagCDMX

Autómata

Crítica Autómata con Antonio Banderas