in , ,

Crítica Un Encuentro-Reencuentro de Lisa Azuelos

Un Encuentro-Reencuentro
  • Dirigida por Lisa Azuelos, Un Encuentro-Reencuentro contiene un torrente de imágenes seductoras gracias a la irresistible química que desprenden Elsa y Pierre

  • Un Encuentro-Reencuentro es protagonizada por Sophie Marceau y François Cluzet

Un Encuentro-Reencuentro

 

Un entramado de lugares comunes remezclados con toques mágicos y fantásticos sirven para enmarcar la chispeante pero irrealizable historia romántica planteada en Un Encuentro-Reencuentro (Une Rencontre, Lisa Azuelos). Un Encuentro-Reencuentro sumerge al espectador en un juego de espejos, ensoñaciones constantes y proyecciones idílicas de sus personajes, mismas a las que Lisa Azuelos recurre para desarrollar una historia de amor cuya consumación no necesariamente ocurre en el plano real.

Un Encuentro-Reencuentro inicia su acción cuando Elsa (Sophie Marceau) y Pierre (François Cluzet) se conocen de forma inesperada en la fiesta de un amigo en común. El flechazo es instantáneo pero Pierre está casado desde hace 15 años con una mujer a la que ama profundamente (Azuelos), y Elsa tiene una regla de oro que consiste en no involucrarse con hombres casados.

Pero el deseo es irremediable y el destino caprichoso, a partir del primer encuentro, Pierre y Elsa tendrán una serie de reencuentros empujados por el azar y sus propias fantasías, detonando un punto ciego más allá del presente y la realidad que los frena, ese lugar en donde pueden realizar sus aspiraciones.

Un Encuentro-Reencuentro

Lo primero que salta a la vista en Un Encuentro-Reencuentro es su bella propuesta visual que seduce, sí, Un Encuentro-Reencuentro contiene un torrente de imágenes seductoras gracias a la irresistible química que desprenden Elsa y Pierre, rodeados de esos tonos rojizos y azulados que idealizan el momento, haciendo cómplices al espectador de su prohibido pero antojable idilio adúltero.

A pesar de sus excesos formales y su conservadora resolución, es innegable la destreza de Lisa Azuelos para crear una comedia romántica argumentalmente ingeniosa en donde las situaciones se ven transgredidas por la física cuántica, sin embargo, la injerencia de esta ciencia en Un Encuentro-Reencuentro es tratada solamente en su carácter de posibilidades para crear idílicas escenas en las que se proyecta la pareja sin darle un peso certero en la narrativa, ya que su aparición quedará como un recurso desesperado para explicar la imposibilidad de su unión.

Cierto es que Azuelos explora, ensaya, pero principalmente explota los recursos visuales para sublimar un amor que se inscribe en una temporalidad fuera de la realidad, en Un Encuentro-Reencuentro están los desdoblamientos y divisiones de pantalla para exteriorizar los pensamientos de los protagonistas, utilizándolos elegantemente para crear pequeñas ilusiones y engaños.

Un Encuentro-Reencuentro

Azuelos al igual que una ilusionista profesional, demuestra su habilidad para maquillar las ensoñaciones de Elsa y Pierre, engarzándolas en el desarrolla de la trama de Un Encuentro-Reencuentro como escenas que realmente están sucediendo, retando al espectador a atreverse a señalar cuáles de entre todos los encuentros realmente realizaron la pareja.

Sin embargo, el espectador que conecta inmediatamente con Un Encuentro-Reencuentro se percatará del truco de Azuelos, porque son precisamente en las secuencias musicalizadas con atrayentes canciones amorosas en las que el engaño de la imagen está clavado. Pero también, es en estas secuencias videocliperas en las cuales Un Encuentro-Reencuentro contiene su principal exceso, Azuelos se engolosina con su uso, sintiéndose más como pequeños spots televisivos.

El encanto de Un Encuentro-Reencuentro es resultado del maravilloso trabajo de Sophie Marceau y François Cluzet, los actores logran hipnotizar y enganchar al espectador con su química y sus deseos.

Otra cosa a destacar de Un Encuentro-Reencuentro es esa recurrencia a manera de burla de la idea romántica de los amores inmortales de la literatura y las películas para arropar el avasallante conflicto de Pierre y Elsa, puntos que reivindican el buen humor y la apuesta de Azuelos en Un Encuentro-Reencuentro. Pero la resolución del conflicto se impregna de un molesto tufo que traiciona a su desarrollo, dando una especie de moralina redención a la historia romántica que no es más que un irracional bucle.

 Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Une Rencontre / Un Encuentro-Reencuentro
Dirección y Guión: Lisa Azuelos
Fotografía: Alain Duplantier
Actúan: Sophie Marceau, François Cluzet, Jonathan Cohen, Lisa Azuelos, Alexandre Astier, Niels Schneider, Olivia Côte, Arthur Benzaquen
Fecha de estreno: 13 de marzo de 2015

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Zoolander

Zoolander confirmó su secuela en el Paris Fashion Week

Ciclo de Cine Irlandés

Inicia el Ciclo de Cine Irlandés en Cineteca Nacional