in , ,

Crítica Cincuenta Sombras de Grey

Cincuenta Sombras de Grey
  • Cincuenta Sombras de Grey es ante todo una película rosa que soñó con ser erótica, cuya incongruencia narrativa y accidentado desarrollo, lacera más que los azotes propinados por el señor Grey

Cincuenta Sombras de Grey

 

Se parte del entendido que Cincuenta Sombras de Grey (Fifty Shades of Grey) es una de las historias de la literatura contemporánea que más conmoción ha levantado en el mundo, principalmente entre las lectoras debido a su contenido ¿erótico? Si el libro escrito por E. L. James ya había conseguido una legión de defensores y detractores por igual, ahora con su adaptación al cine a cargo de Sam Taylor-Johnson, habrá en el mejor de los caso, fans decepcionados o satisfechos, o por el contrario, gente que repela por completo esta historia.

El motivo de Cincuenta Sombras de Grey es de lo más sencillo y obvio, Anastasia Steele (Dakota Johnson) es una virginal estudiante de literatura que acude a entrevistar al multimillonario, atractivo y seductor Christian Grey (Jamie Dornan), en una especie de favor a su amiga y compañera de cuarto. A partir de ese momento, Anastasia quedará prendada del carisma de Christian, pero será cuando sus encuentros se hagan recurrentes que la joven descubrirá los poco convencionales gustos sexuales de Christian, cuya curiosidad hacia sus prácticas sexuales y su atracción, la envolverán en una espiral de pasiones.

Cincuenta Sombras de Grey

Aunque la premisa llegue a parecer provocadora, Cincuenta Sombras de Grey no es más que la clásica historia rosa que ambiciona en convertirse en erótica. Existe en el desarrollo dramática de Cincuenta Sombras de Grey una ambigüedad discursiva, así como disonancias en las situaciones planteadas y personajes unidimensionales, pero principalmente, cero erotismos en una película que se gestó bajo ese estandarte.

Sam Taylor-Johnson confundió el erotismo con sensualidad, a lo largo de Cincuenta Sombras de Grey se recurre a la fragmentación de las escenas sexuales, sugiriendo de la forma menos atractiva (ya ni siquiera coqueta o perversa) las diversas situaciones sexuales. Juegos de luces para conseguir las tonalidades cálidas que al mezclarse con cadenciosas canciones invitan a rendirse al placer, podrían ser los únicos elementos a través de los cuales Cincuenta Sombras de Grey consiga aquello que ni la historia, ni las secuencias que idealizan el acto en sí, consiguen.

Pero algo hace ruido en el tratamiento de Cincuenta Sombras de Grey, creando un choque entre imagen e historia. Sin mayor complejidad, la premisa se hace predecible desde sus primeros minutos y el conflicto redundante, mencionar que también hay cierta inconsistencia en las motivaciones de los personajes.

Cincuenta Sombras de Grey

Se señalaba líneas arriba que Cincuenta Sombras de Grey es una película más bien sensual, y así es. Precisamente esta falta de armonía entre imagen e historia se debe al buen gusto de Sam Taylor-Johnson al momento de emplazar la cámara y colocarla en escenarios elegantes, para luego montar estos cuadros con sexys melodías. Sí, Sam Taylor-Johnson consigue sostener esa bella factura visual y esa sensualidad omnipresente en Cincuenta Sombras de Grey, lo que quizá sea su punto más fuerte.

Es innegable la lindura de la pareja protagónica de Cincuenta Sombras de Grey, calificativo que puede significar más una debilidad que una virtud. Cierto es que la pareja a cuadro se ve bien pero no existe entre ellos una verdadera tensión sexual y mucho menos seducción.

Dakota Johnson da ligeros atisbos del cambio interno de su personaje, momento clave en el juego sexual entre la pareja, pero es su co-protagonista Jamie Dornan el que presenta un trabajo poco convincente. Dornan no muestra en ningún momento entender a su personaje ni su constitución dominante, éste simplemente le aporta su personalidad arrolladoramente atractiva y encantadora.

Pero Cincuenta Sombras de Grey es ante todo una película rosa que soñó con ser erótica, cuya incongruencia narrativa y accidentado desarrollo, lacera más que los azotes propinados por el señor Grey.

 Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Fifty Shades of Grey – Cincuenta Sombras de Grey
Dirección: Sam Taylor-Johnson
Guión: Kelly Marcel, en base a la novela Cincuenta Sombras de Grey de E. L. James
Música: Danny Elfman
Fotografía: Seamus McGarvey
Actúan: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes, Marcia Gay Garden, Jennifer Ehle, Rita Ora, Andrew Airlie, Victor Rasuk, Callum Keith
Fecha de estreno: 12 de febrero de 2015

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dos Días, Una Noche

Crítica Dos Días, Una Noche con Marion Cotillard

Selma El Poder de Un Sueño

Crítica Selma El Poder de Un Sueño