in , ,

Crítica Dos Días, Una Noche con Marion Cotillard

Dos Días, Una Noche
  • Dos Días, Una Noche de los hermanos Dardenne, muestra la actuación por la que Marion Cotillard está nominada a los premios Oscar 2015

  • Dos Días, Una Noche presenta un elegante como sobrecogedor intimismo del viaje redentor de la protagonista

Dos Días, Una Noche

 

Tan recurrente es el tema de la clase trabajadora europea en la filmografía de Jean-Pierre y Luc Dardenne, como el reproche por parte de un sector de la cinefilia que acusa a los hermanos belgas de abordar la misma historia en todas sus películas, sin embargo, Dos Días, Una Noche (Deux jours, une nuit) viene a escarbar (y tapar algunas bocas) en la esencia que subyace el universo cinematográfico de los hermanos Dardenne: la Europa cotidiana y los rezagos de su sistema que condenan a sus habitantes a la incertidumbre.

Dos Días, Una Noche sigue a Sandra (Marion Cotillard) una obrera de una fábrica incapacitada a raíz de una depresión, por lo que los jefes de la fábrica les proponen a los demás trabajadores tomar tiempos extras, así como un bono de mil euros. Pero cuando Sandra se recupera y quiere retomar su trabajo se entera que ha sido despedida. Sin embargo, ella aún tiene una opción, convencer a sus compañeros de renunciar al bono de mil euros para que ella pueda recuperar su trabajo a través de una votación.

Dos Días, Una Noche

Los hermanos Dardenne sacan provecho de la sencillez del guión, la cercanía y “normalidad” de la anécdota y de una puesta en cámara minimalista para cimentar ese aire de realismo que despide Dos Días, Una Noche. La aparente calma y la reiteración del viaje del personaje en Dos Días, Una Noche moldearán el viraje emocional de un relato sensible y preciso, cuya resolución es al igual que el destino de su protagonista, incierto.

Dos Días, Una Noche destaca por la solvencia en la intencionalidad de su mirada, los Dardenne son cuidadosos con los emplazamientos de una cámara que más allá de consolar al personaje, lo avasalla; siguiéndola en su encomienda como una especie de vigía indiferente a su drama y sus pequeñas victorias.

Es por el camino recorrido y su viaje en auto que Dos Días, Una Noche pudiera insertarse en el género road-movie, pero aún dentro de este sería una rara avis por el elegante como sobrecogedor intimismo del viaje redentor de la protagonista, orillada a buscar en su fragilidad la fortaleza necesaria para reconstruirse.

De la mano de un guión admirablemente estructurado, la actuación de Marion Cotillard complementa la atmósfera crítica de Dos Días, Una Noche. Asertiva con sus movimientos y miradas, Marion Cotillard está en estado de gracia al apropiarse de un personaje en una situación límite, cuya sensibilidad y realismo sin artificios para interpretarlo, calará en la conciencia del espectador para provocar la reflexión sobre el problema.

Dos Días, Una Noche

Si bien el desarrollo de la trama de Dos Días, Una Noche podría parecer y sentirse repetitiva por el hecho que Sandra visita a sus compañeros de trabajo recitándoles la misma petición a cada uno de ellos, el relato no se hace predecible en ningún momento porque lo imprevisible de Dos Días, Una Noche radica precisamente en las respuestas que ella obtendrá; y es en los demás personajes, o mejor dicho, en sus palabras, en donde podríamos encontrar la esencia del filme Dos Días, Una Noche: la crisis económica y de valores.

La clave está en la forma en la que los hermanos Dardenne insertan el motivo para que Dos Días, Una Noche trascienda a ser una película que hurga en un tema de relevancia social, mostrando las incidencias de un sistema que pone a prueba la capacidad humanística de unas cuantas personas.

A pesar de valerse de una situación de injusticia laboral para desencadenar la historia, Dos Días, Una Noche no pretende denunciar o enjuiciar la situación, simplemente cuestiona el hecho en una suerte de siniestra representación del sisma del sistema económico europeo para ensayar sobre la manera en que esta crisis repercute en las decisiones individuales, y éstas a su vez en la integridad del otro.

 Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Deux jours, une nuit – Dos Días, Una Noche
Bélgica, 2014
Dirección y Guión: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne
Fotografía: Alain Marcoen
Actúan: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée, Batiste Sornin, Alain Eloy, Myriem Akeddiou
Fecha de estreno: 12 de febrero de 2015

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Remake de Poltergeist

Remake de Poltergeist presenta su esperado primer trailer

Cincuenta Sombras de Grey

Crítica Cincuenta Sombras de Grey