Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 24 Mayo, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Mi Vida es un Rompecabezas

Mi Vida es un Rompecabezas
alejandralomeli
  • Tras su paso por el 18º Tour de Cine Francés, la comedia francesa Mi Vida es un Rompecabezas protagonizada por Romain Duris y Audrey Tautou, llega a los cines mexicanos

  •  Mi Vida es un Rompecabezas se vuelve un ejercicio metaficcional en donde cine y literatura conviven para plantear el enfrentamiento entre la realidad y la ficción, la felicidad y el dramaMi Vida es un Rompecabezas

 

Una reflexión sobre la vida, la paternidad y la madurez es lo que presenta Mi Vida es un Rompecabezas (Casse-Tête Chinois), una comedia francesa con un extraño aire de comedia romántica embebida por el viaje emocional, la cotidianidad y las responsabilidades de los cuarentones, esa generación colocada en una tambaleante línea en la que definirse como joven o adulto resulta difuso.

En Mi Vida es un Rompecabezas, Romain Duris es Xavier un escritor de 40 años y cuya vida parece ser cada vez más complicada. Su reciente divorcio lo lleva a seguir a sus hijos hasta el barrio chino de Nueva York. Sumido en un alegre desorden, Xavier busca su lugar en el mundo como amigo, como padre, como hijo y como hombre. ¡La vida de Xavier parece un rompecabezas!

Mi Vida es un Rompecabezas se sustenta sobre los sucesos que llevan a Xavier a cambiar su apacible vida en París para convertirse en un inmigrante en Nueva York, todo con el propósito de estar cerca de sus hijos. Es a través de una sucesión de hechos narrados en primera persona que Mi Vida es un Rompecabezas ensaya sobre el bello eufemismo del “adulto joven”, las contradicciones e ironías propias de la edad, pero también del amor, todo aderezado con un exquisito sentido del humor.

El espectador convertido en confidente del escritor gracias a unos planos cerrados, desplazamientos ralentizados y tomas de detalle que pretenden trasmitir la experiencia sensorial y emocional de Xavier, un estilo totalmente adecuado al ser Mi Vida es un Rompecabezas un filme que además está narrando el proceso de escritura de una novela.

Mi Vida es un Rompecabezas

En este sentido, Mi Vida es un Rompecabezas se vuelve un ejercicio metaficcional en donde cine y literatura conviven para plantear el enfrentamiento entre la realidad y la ficción, así como la forma en la que la experiencia vivida del escritor, nutre a la literatura y viceversa, girando en torno a la dualidad felicidad-dramatismo y su injerencia para empujar la trama ya sea real o inventada.

Mi Vida es un rompecabezas ensaya en torno a estas ideas y las interrogantes existenciales que se precipitan sobre aquellos de edad madura, profesionistas divorciados, con hijos y responsabilidades, quienes además deben encontrar el tiempo para el romanticismo, la lujuria e incluso el flirteo ocasional.

Coqueteando discretamente pero efectivamente con el tema de la migración, Mi Vida es un Rompecabezas encuentra otras delicadas líneas de lectura y mayor asertividad para su vis cómica. El contextualizarse en Nueva York no es un mero capricho de su director Cédric Klapisch porque es precisamente la ciudad y los problemas que encuentra Xavier en ella, los elementos que marcan las transiciones en el personaje, su crecimiento dramático y la idea central implícita en el relato, es decir, la improvisación.

Mi Vida es un Rompecabezas

Quizás el único punto débil de Mi Vida es un Rompecabezas sean algunas sub-tramas intrascendentes para el conflicto principal, cuyo relleno queda en evidencia cuando ya no se vuelve a ellas.

Lo anterior solo es una mancha en medio del trozo de vida que parece transmitir Mi Vida es un Rompecabezas, con un puñado de pintorescos e imperfectos personajes y cuya resolución (esto es los últimos 20 minutos), resulta ser uno de los más emocionantes, elaborados, catárticos e inteligentes de la comedia romántica contemporánea. Además de algunas simpáticas conversaciones que Xavier entabla con diversos filósofos.

Si los finales felices no son efectivos en la ficción ni en la vida real, sí son necesarios los momentos alegres en la vida diaria, por ello, Mi Vida es un Rompecabezas no habla de finales, menos de aquellos felicidad, sino justamente aboga por esos “puntos ciegos” donde se da tregua al drama, con una estupenda escena de clausura tan abierta como lo es la imprevisibilidad del futuro que plantea.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Casse-Tête Chinois – Mi Vida es un Rompecabezas
Francia-Reino Unido, 2013
Dirección y Guión: Cédric Klapisch
Actúan: Romain Duris, Cécile de France, Kelly Reilly y Audrey Tautou
Fecha de estreno: 25 de diciembre de 2014

Comentarios

Comentarios