Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 26 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica La Hija de Moctezuma de La India María

La Hija de Moctezuma
  • Con La Hija de Moctezuma, la mexicanísima India María regresa los cines después de quince años de ausencia

  • La Hija de Moctezuma no dará más de lo que promete por lo que bien podremos definirla sin ningún remordimiento como palamora

La Hija de Moctezuma

 

Sin duda, una de las figuras más emblemáticas del cine nacional es La India María, personaje mordaz con el que la actriz María Elena Velasco ha desarrollado su carrera, colocándola como una de las mejores y más taquilleras cómicas de México. Tras quince años alejada de la gran pantalla, la India María llega este jueves a los cines con La Hija de Moctezuma dirigida por Iván Lipkies.

La Hija de Moctezuma es una comedia de acción en la que La India María debe internarse en la profundidad de la montaña para encontrar el Mágico Espejo Negro de Tezcatlipoca, pues el espíritu de su bisabuelo Moctezuman Xocoyotzin (Rafael Inclán), así lo ha ordenado para evitar la destrucción de México. Alonso (Ernesto Pape), un atractivo arqueólogo español, Bianchi, un avaro busca-tesoros y Brígida Troncoso (Raquel Garza), una ambiciosa gobernadora, se entera de la existencia del espejo, descubriendo que a través de sus poderes, se puede conocer la ubicación exacta en que se encuentra el Tesoro de Moctezuma.

La Hija de Moctezuma sostiene su argumento en ideas que facilitan su explotación para crear situaciones humorísticas que no solo detonan el rápido gag verbal y visual de María Elena Velasco, entendida en su papel-personaje de la India María, sino que generan guiños irónicos y sarcásticos a los problemas en términos sociales y culturales que acontecen en el día a día.

Pero también, La Hija de Moctezuma sobresale de otros largometrajes de La India María por integrar en su historia, elementos fantásticos, efectos visuales y mitos mexicanos ancestrales.

La Hija de Moctezuma

Envuelta de personajes esteriotipados que reflejan en esta ocasión lo retorcido de sus acciones, La Hija de Moctezuma no es una película que destaque por su valor cinematográfico o narrativo, y como mero entretenimiento resulta ser una película palomera.

Se agradece que la India María retome temas de relevancia social como es el saqueo arqueológico, la invasión asiática (principalmente de chinos), la producción en masa (el made in China), así como el tema de la migración, sin embargo éstos se llevan al extremo solo para satirizarlos, no para hacer una punzante crítica a través de la comedia como en otras películas de la misma India María se hacía.

Y es que la intención de La Hija de Moctezuma es hacer reír… pero aún así, este apartado tiene sus consideraciones.

Cierto, La Hija de Moctezuma no pretende ser el gran cine de autor, para nada, esta es una cinta ligera y sencilla cuya idea central tiene su inicio, nudo y desenlace. Sus protagonistas son actores especializados en la comedia de la vieja guardia como es Eduardo Manzano, Rafael Inclán y la propia María Elena Velasco; todos con carreras consolidadas. También, destacan los elementos de producción, ambientación, vestuario y efectos especiales. Sí, Lipkies cuida cada detalle de la estética en la Hija de Moctezuma.

Pero entre tanto valor de producción La Hija de Moctezuma se queda en su zona de confort, no toma riesgos en su ritmo narrativo, además que éste resulta desigual, es decir, mientras unas situaciones son ágiles y totalmente gracias, otras no producen el efecto esperado.

Pero bueno, como se señalaba líneas antes, La Hija de Moctezuma no dará más de lo que promete por lo que bien podremos definirla sin ningún remordimiento como palamora.

 

 

La Hija de Moctezuma
Dirección y producción:
Iván Lipkies
Guión:
Ivette e Iván Lipkies, Raúl S. Figueroa, María Elena Velasco
Actúan: María Elena Velasco (La India María, Eduardo Manzano, Rafael Inclán, Raquel Garza, Irma Dorantes, Ernesto Pape
Fecha de estreno: 9 de octubre de 2014

Comentarios

Comentarios

Comments

  1. Dan

    Otra porquería de una persona que siempre ha sacado dinero con un personaje que ridiculiza a los indígenas.