Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 20 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Buenos Vecinos (Neighbors) con Zac Efron

Crítica Buenos Vecinos (Neighbors) con Zac Efron, rodandocine.com
alejandralomeli

Review Overview

Palomera

1.5 de 5

Aunque con un desarrollo disparejo y un humor que pierde destreza e ingenio, Buenos Vecinos es una película palomera que ofrece una buena dosis de carcajadas

Crítica Buenos Vecinos (Neighbors) con Zac Efron, rodandocine.com

 

Reza el viejo adagio, “como me ves, te verás” o como dice Mac, el personaje de Seth Rogen en Buenos Vecinos (Neighbors), “de repente parpadeas y eres el más viejo de la fiesta”, estas son dos frases en las que se puede resumir la tesis de la nueva comedia del director Nicholas Stoller.

Mac (Rogen) y Kelly (Rose Byrne), son una pareja que por fin tienen todo lo que soñaron: un bebé, un automóvil y una casa propia en un apacible suburbio. La tranquilidad de la familia se verá amenazada cuando la casa de al lado sea rentada por una fraternidad de jóvenes universitarios juerguistas y hedonistas liderados por Teddy (Zac Efron) y quienes aparentemente, no provocarán molestias a sus vecinos pero que tras un mal entendido, les declarará la guerra.

Stoller aprovecha muy bien el tema generacional para crear los gags más ingeniosos y acertados durante la primera parte de Buenos Vecinos, explorando las variadas y numerosas situaciones humorísticas que brinda esta idea para una película de comedia. Mencionar que el conflicto que desencadena la “guerra entre vecinos”, es otro de los puntos eficaces para desarrollar la trama porque tiene la virtud de ser un detonante simple pero conciso para respaldar dicha historia.

Las diversas situaciones que confrontan los polos generacionales sirven de involuntaria y efectiva comparación entre ambos grupo, colocando los toques de añoranza y anhelo que siente la pareja de padres treintañeros por su pasado juvenil así como la indiferencia e ignorancia de las responsabilidades de la vida adulta por parte de los universitarios, elementos indispensables para catalizar a los niveles de la comedia, el tema de fondo de esta cinta.

Pero Buenos Vecinos pierde su destreza cómica cuando los chistes ingeniosos de la primera parte dan paso a un humor trivial y desagradable cuando la película pasa su meridiano. El gag se desgasta cayendo en lo obvio y degradante, volviéndose insoportable por la simpleza y la poca creatividad que Stoller muestra al momento de conducir la historia al preámbulo de su resolución, alargando innecesariamente las venganzas de los vecinos y haciendo que los nudos narrativos tarden en aparecer.

Gracias a que el director alarga y vuelve episódico su relato queriendo explotar otras líneas que son poco menos que secundarias (como la aparición de la decana de la universidad), la película dejará al descubierto su ambiguo mensaje, es decir, si bien la película muestra con gran asertividad los pros y los contras de cada generación sin ser condescendiente con una u otra, y mejor aún, le da a los personajes el final que cada uno merece conforme a su acciones, ésta aboga por la conservadora como trillada idea del “american way of life”, colocándola de forma un tanto velada durante el desarrollo pero que se manifestará invariablemente durante la escena final.

Aunque con un desarrollo disparejo, Buenos Vecinos es una película palomera que ofrece una buena dosis de carcajadas.

Por: Aurora Alejandra Lomelí (@alejandraurora)

 

 

Neighbors – Buenos Vecinos
Estados Unidos, 2014
Dirige: Nicholas Stoller
Música: Michael Andrews
Fotografía: Brandon Trost
Actúan: Seth Rogen, Zac Efron, Rose Byrne, Christopher Mintz-Plasse, Dave Franco
Fecha de estreno: 3 de julio de 2014 con preestreno el 27 de junio de 2014

 

Comentarios

Comentarios