Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 26 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Ciclo John Ford: los años silentes en Cineteca Nacional

rodandocine.com

El ciclo John Ford: los años silentes en Cineteca Nacional a partir del 10 de junio

rodandocine.com

Ciclo John Ford: los años silentes en Cineteca Nacional

 

Un asomo a la obra de la etapa silente del que fuera considerado por los directores Ingmar Bergman y Orson Welles, como uno de los grandes cineastas de todos los tiempos, es lo que ha preparado la Cineteca Nacional con el ciclo John Ford: los años silentes, integrada por cinco películas mudas del cineasta estadounidense que se proyectarán del 10 al 14 de junio.

El ciclo John Ford: los años silentes incluye películas cardinales en la obra del mítico director y que a su vez son representativas del género western, además, esta muestra forma parte el programa Historia del Cine, impulsado por la Cineteca Nacional con el propósito de dar a conocer a las nuevas generaciones las obras y los autores fundamentales en el desarrollo de la disciplina fílmica.

El ciclo abre con la primera película realizada por John Ford para la compañía Fox titulada, Simplemente Amigos (Just Pals,1920). El filme cuenta la historia de un vagabundo que entabla una fuerte amistad con un niño huérfano, sin embargo, sus días de aventura se ponen en riesgo cuando se enamora de una joven de alcurnia. La emotividad que rebosa en el filme dio paso al clasicismo lírico siempre presente en la obra de Ford.

Viene después el primer gran éxito cinematográfico de este cineasta: El caballo de Hierro (The Iron Horse, 1924). Caracterizado por una producción épica, enmarca una historia de amor, sacrificio y venganza en medio de la monumental construcción del ferrocarril transcontinental de los Estados Unidos durante la década de 1860. Completan la muestra las películas Tres Hombres Malos (1926), Cuatro Hijos (1928) y La casa del verdugo (1928).

La filmografía del también actor y productor cuenta con más de 60 títulos en el periodo silente en el que se distinguen las dos grandes influencias que tuvo su obra: por un lado, el aprendizaje en la gramática cinematográfica que obtuvo de D.W. Griffith, y por el otro, la maestría en el uso de la cámara y la creación de atmósferas dramáticas a partir de la iluminación y la puesta en escena que obtuvo del maestro alemán F.W. Murnau.

Nacido en Cape Elizabeth, Maine, en 1894, John Ford fue hijo de inmigrantes irlandeses. Desde temprana edad fue un apasionado de la literatura y el teatro, aficiones que sin duda encaminaron su destino hacia las artes. Hacia 1914 se marchó a California, donde su hermano Frank actuaba y dirigía películas para los estudios Universal. Dos años más tarde, ocupó por primera vez la silla del director. Desde entonces llamó la atención por su profesionalismo, frenesí artístico y vocación de cineasta que lo llevaron a realizar 140 películas, entre 1917 y 1965.

Con más de una centena de proyectos, la leyenda de John Ford se construyó sobre filmes hoy canónicos en la historia del cine mundial. Sus valiosas contribuciones se cimentaron sobre una carrera fílmica que comenzó en la segunda década del siglo XX, cuando Hollywood comenzaba su expansión y maestros como D.W. Griffith entretejían las bases del lenguaje cinematográfico.

Para consultar los horarios del ciclo John Ford: los años silentes, ingresa al sitio  www.cinetecanacional.net

 

rodandocine.com

 

Comentarios

Comentarios