in ,

56 Muestra de Cineteca Nacional: reseñas tercer bloque

rodandocine.com
Vamos a Jugar al Infierno
rodandocine.com
56 Muestra de Cineteca Nacional: reseñas tercer bloque

56 Muestra de Cineteca Nacional: reseñas tercer bloque

La 56 Muestra de Cineteca Nacional ya inició y a continuación te presentamos el tercer bloque de cuatro películas reseñadas de un programa que suma 14 películas.

 

El Último Elvis (Armando Bo / Argentina-Estados Unidos / 2012)

rodandocine.com

Carlos Gutiérrez es un cantante separado que tiene una pequeña hija, Lisa Marie, a quien no ve muy seguido. Siempre vivió su vida como si fuese la reencarnación de Elvis Presley, negando a Carlos y su realidad. Sin embargo, está por cumplir los años que su ídolo tenía al morir y su futuro se muestra vacío. Una situación inesperada lo obliga a hacerse cargo de su hija. En esos días Carlos logra conocerse como padre y Lisa Marie aprende a aceptarlo tal cual es. Pero el destino le presenta una decisión difícil.

Opinión: En los últimos años el cine chileno nos ha mostrado películas sencillas que se centran en un solo personaje a partir del cual se desprenden historias que tejen líneas argumentativas muy poderosas y complejas que trastocan los cimientos de la sociedad. El Último Elvis es una muestra de ello.

Con decorados y una puesta en cámara aparentemente sencillos, Armando Bo construye un argumento complejo en el que Carlos Gutiérrez, personaje deliciosamente trazado, cree ser el mismísimo Elvis Presley. Al contrario de la cámara que busca y re-busca la corporeidad de Carlos/Elvis, el espectador irá descubriendo poco a poco el conflicto interno y psicológico del personaje a través de sus propios ojos.

Armando Bo no juzga ni se compadece de Carlos/Elvis, simplemente lo presenta con sus conflictos y sus crisis; una película que encuentra su motor primordial en la crisis de identidad pero sobretodo, existencial de Carlos/Elvis, es por esto que resulta tan acertado ese tono grisáceo y esa abrumadora cotidianeidad que solamente el personaje logra disipar cuando se sube a un escenario a cantar.

Aunque el final se hace predecible, resulta satisfactoria la forma en que Armando Bo nos conduce. El Último Elvis es un debut notable.

Exhibiéndose a partir de: sábado 19 de abril

 

 

 

Vamos a Jugar al Infierno (Jigoku de naze warui / Shion Sono / Japón / 2013)

rodandocine.com

Los Fuck Bombers, un grupo de jóvenes que ansían filmar la mejor película de la historia, tendrán su oportunidad al involucrarse en un enfrentamiento añejo entre dos clanes de yakuzas. Con un guión realizado hace 20 años, Shion Sono hace un homenaje a los entrañables rodajes en 35 mm, al legendario Bruce Lee, al clásico filme Cinema Paradiso, al cine amateur y al cine de yakuzas con una explosiva mezcla de comedia gore y falso documental. El filme resulta una evocación a la lucha juvenil por cumplir sus sueños.

Opinión: Shion Sono se ha convertido en uno de los cineastas más interesantes del panorama fílmico mundial con una filmografía que lo respalda como tal, su más reciente película, Vamos a Jugar al Infierno es la muestra de que es un cineasta que ha llegado a un estatus de genio, que puede explorar cualquier género y hacerlo muy bien, además, Vamos a Jugar al Infierno es la película más lúdica de las 14 que conforman la 56 Muestra de Cine.

Sono sigue dinamitando el odio y la violencia, dos temas sobre los que ha construido su discurso fílmico, pero ahora lo hace a través de un cine de exaltación que homenajea, entre otras cosas, a la creación y producción cinematográfica. Un filme que se disfraza de comedia burda y absurda pero que tiene críticos y delirantes niveles de lectura para el espectador activo.

Salpicada de referencias y homenajes a películas, personajes y actores icónicos de la cinematografía internacional, Vamos a Jugar al Infierno es un verdadero homenaje a Bruce Lee, al cine de yakuzas y a la misma creación cinematográfica.

Exhibiéndose a partir de: sábado 19 de abril

 

 

 

Memorias que me Contaron (A Memória que me contam / Lúcia Murat / Brasil-Chile-Argentina / 2012)

rodandocine.com

Drama irónico sobre las utopías derrotadas de la historia reciente, A Memória que me Contam retoma el terrorismo, la liberación sexual, la identidad política y la construcción de los mitos en los tiempos de la dictadura que gobernó Brasil de 1964 a 1985. Ante la muerte inminente de Ana, ícono de la izquierda y ex guerrillera, en un hospital, sus antiguos compañeros de lucha se reúnen para acompañarla en los últimos momentos. Su reencuentro da pie a una serie de reflexiones y recuerdos sobre el pasado.

Opinión: ¿Qué pasa con los revolucionarios sesenteros cuando se han convertido en veteranos? ¿Cómo lidian con la muerte y la pérdida? Centrándose en un grupo de ex guerrilleros convertidos en adultos, Lúcia Murat aborda estas cuestiones en Memorias que me Contaron, un filme cuya sobriedad contextualiza el desencanto a la vez que remarca la lejanía de las utopías rotas de esa antigua generación de revolucionarios.

El cierre de ciclos irá acompañado de la inminente muerte de Ana, figura icónica de la lucha opositora brasileña que se inspira en Vera Sílvia Magalhaes y en las vivencias de la propia Lúcia Murat. Pero este filme también es un reflejo del pulso social actual, de las utopías y las revoluciones a las que se enfrentan los jóvenes contemporáneos y que crean un choque con la antigua guardia.

Exhibiéndose a partir de: lunes 21 de abril

 

 

 

¡Qué Extraño Llamarse Federico!: Scola Cuenta a Fellini (Che Strano Chiamarsi Federico!: Scola raconta Fellini / Ettore Scola / Italia / 2013)

rodandocine.com

Ettore Scola fue un amigo cercano de Federico Fellini. Ambos se conocieron colaborando en diarios humorísticos. Más tarde, ya convertidos en cineastas, gustaban de visitarse mutuamente en los setsmientras rodaban. Desde la perspectiva de amigo, Scola se acerca al universo felliniano a través de la recreación de episodios de la vida del director,  filmados en los estudios Cinecittá, así como de inéditos materiales de archivo. El resultado es un filme que trasciende el simple homenaje.

Opinión: Siempre es un gusto estar ante un material que explore la vida de uno de los más grandes maestros de la cinematografía mundial como lo es Federico Fellinio, y digo que lo es porque nadie ha construido una de las filmografías más sui generis en el sentido de mezclar la realidad, los sueños, los deseos y la ficción de la forma en que Fellini lo hacía.

Ettore Scola respeta y recrea la estética fellinesca en este documental ficcionalizado ó ¿esta ficción documentalizada?, mejor dicho, una película que resulta imposible clasificar y que realiza un pequeño retrato biográfico del maestro del cine italiano que es contado y delimitado por la entrañable amistad que Ettore Scola llevó con Fellini. Es por esto que ¡Qué Extraño Llamarse Federico! Es una de las cartas más hermosas que un amigo puede realizarle a otro.

Viñetas, grabaciones de archivo, secuencias de sus filmes más reconocidos, el estudio 5 de Cinecittá y las caricaturas de Fellini, son los elementos de apoyo de esta hermosa narración contada con gran humor y nostálgica añoranza por la maestría del maestro Fellini.

Exhibiéndose a partir de: lunes 21 de abril

 

 

 

Consulta horarios en cinetecanacional.net

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

rodandocine.com

Estrena el documental ¿Quién es Dayani Cristal?

rodandocine.com

Crítica Amor Eterno (Endless Love)