Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 29 Marzo, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Heredero del Diablo (Devil’s Due)

heredero del diablo devils due crítica
alejandralomeli

Review Overview

Olvidable

0 de 5

Heredero del Diablo es una película poco original, totalmente predecible y que tiene que recurrir a los clichés del propio género para hacer que valgan la pena sus 89 minutos de duración

heredero del diablo devils due crítica

 

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez

(@alejandra_diva)

Heredero del Diablo (Devil’s Due) es de esas películas que prometen más de lo que realmente ofrecen. Dirigida por Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, la película es una suerte de diario videograbado que inicia un día antes de la boda de Sam (Allison Miller) y Zack (Zach Gilford) y continúa hasta su luna de miel en Santo Domingo. Todo marcha bien en la ciudad caribeña hasta que una noche se pierden por sus calles. Cuando la pareja regresa a su hogar, Sam descubre que está embarazada.

Mientras graban todo el proceso de embarazo, Zach comienza a notar un comportamiento errático en Sam, que al principio se lo atribuye a los nervios pero, conforme pasan los meses, Zach irá descubriendo que éstos tienen un origen mucho más siniestro.

De entrada, el Heredero del Diablo presenta un primer argumento que se ha barajado en muchas películas del género, lo interesante era ver la forma en que sus directores lo representaban, sin embargo, la historia se les va de las manos al presentar una película nada novedosa, narrativamente floja y predecible, cuyo conflicto es dilatao al máximo. Bettinelli-Olpin y Gillett son incapaces de cuajar una historia efectiva y visualmente sorprendente gracias a una estructura dispareja, que se olvida de mediar la cantidad de escenas “sobrenaturales” con las que escenas de “normalidad” de la pareja.

A esto hay que añadirle un trabajo de edición nulo en efectividad, y es que al valerse el Heredero del Diablo únicamente de la cámara hand-held, que los directores usaron como estilo, limitó la experimentación de los elementos sorpresa y de suspenso, miedo o terror que tiene el filme.

Es así que el Heredero del Diablo es una película poco original, totalmente predecible y que tiene que recurrir a los clichés del propio género para hacer que valgan la pena sus 89 minutos de duración. En términos generales puedo decir que el Heredero del Diablo es una película predecible y olvidable.

 

Heredero del Diablo – Devil’s Due

Dirige: Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett

Guión: Lindsay Devlin y Zoe Green

Fotografía: Justin Martinez

Actúan: Zach Gilford, Allison Miller, Robert Belushi, Kurt Krauser, Steffie Grote, Sam Anderson, Sloane Coe, Joseph Fischer

Estreno: 31 de enero de 2014

 

Comentarios

Comentarios