Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 25 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica La Increíble Vida de Walter Mitty

La Increíble Vida de Walter Mitty
alejandralomeli

Review Overview

Visual y luminosa

4 de 5

 

La Increíble Vida de Walter Mitty destaca por su bella estética visual y la impecable fotografía de Stuart Dryburgh. Tonos cromáticos que marcan el ritmo de la trama y el “despertar” de Walter

 

La Increíble Vida de Walter Mitty

 

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez

(@alejandra_diva)

Decir que vemos a Ben Stiller en una faceta totalmente distinta a la que conocemos de él, sería caer en el lugar común, cierto es que ha madurado y se muestra serio como director y actor. Mostrando una impecable factura visual, La Increíble Vida de Walter Mitty, es una película con la que Stiller ha logrado una madurez como director al cuajar un entrañable y agridulce viaje de autodescubrimiento.

Walter Mitty (Stiller) trabaja como editor de negativos fotográficos en la revista Life, publicación que está preparando su última edición impresa ya que se convertirá en Life Online. Walter suele desconectarse de su rutinaria vida, ingresando a su mundo de fantasía en el que realiza actos de gran valentía y galantería hacia Cheryl (Kristen Wiig), su compañera de trabajo y de quien está secretamente enamorado. La vida de Walter cambiará cuando no encuentre el negativo 25, la fotografía que será la última portada de Life, suceso que lo llevará a embarcarse en una extraordinaria travesía.

La Increíble Vida de Walter Mitty destaca por su bella estética visual y la impecable fotografía de Stuart Dryburgh. Tonos cromáticos que marcan el ritmo de la trama y el “despertar” de Walter: si en un principio todo era gris y rutinario, ésta se hará luminosa y llena de vida cuando Walter deja de soñar para actuar.

Los personajes en torno al personaje de Walter Mitty están bien configurados, cumpliendo la función de impactar y catalizar a Mitty en su viaje de autodescubrimiento y a través de ellos, es que este personaje irá desarrollando su esencia. Si bien el personaje de Ted Hendricks (Adam Scott) cae en el cliché del jefe pedante y tonto, éste representa la discreta crítica que la película lleva implícita: los puestos directivos son ocupados por personas incompetentes que ignoran el propósito de la empresa que dirigen.

El único problema que arrastra La Increíble Vida de Walter Mitty es el haber dejado algunas escenas que no aportan a la trama como por ejemplo, cuando Walter es detenido en el aeropuerto de Los Ángeles y su pelea con el tiburón, escena que es totalmente cómica pero que resulta inverosímil.

Pero vamos a decir también que La Increíble Vida de Walter Mitty es un homenaje al periodismo de la vieja escuela, al trabajo artesanal de los medios de comunicación impresos a la vez que es un relato amargo de la implacable como imparable transición hacia los medios electrónicos. Las personas que trabajan en los medios se sentirán identificadas con la historia y los conflictos que presenta.

También resulta oportuno destacar que La Increíble Vida de Walter Mitty NO es predecible en su resolución… o no totalmente, cierto es que la película es inspiradora y esperanzadora pero el camino también está marcado por derrotas y pequeñas victorias que hacen llevadera la existencia, al final queda un personaje que descubre lo mejor de sí mismo y aprende a tener confianza propia.

 

 

The Secret Life of Walter Mitty – La Increíble Vida de Walter Mitty

Dirige: Ben Stiller

Guión: Steve Conrad, basada en el cuento corto de James Thurber

Fotografía: Stuart Dryburgh

Música: Theodore Shapiro

Edición: Greg Hayden

Actúan: Ben Stiller, Kristen Wiig, Jon Daly, Kathry Hahn, Shirley MacLaine, Adam Scott, Alex Anfanger, Adrian Martinez y Sean Penn.

Estreno: 25 de diciembre de 2013

 

Comentarios

Comentarios