Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 26 Mayo, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Upstream Color Los Colores del Destino

upstream color los colores del destino
alejandralomeli

Review Overview

Pieza fílmica mayor

5 de 5

 

Carruth crea sugerentes atmósferas anímicas, planos perfectamente detallados, temporalidades discordantes y una calculada como meticulosa edición que hacen de Upstream Color Los Colores del Destino, una sinfonía visual envolvente

 

upstream color los colores del destino

 

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez

(@alejandra_diva)

Hay películas que son inclasificables incluso que exigen a un espectador activo capaz de leer la serie de mensajes y significaciones encriptados en su historia. Upstream Color Los Colores del Destino reúne ambas características, Shane Carruth demuestra su dominio narrativo para contar de forma fragmentada, una historia que transita los límites de la ciencia ficción, enganchándose en una desconcertante y poco común relación amorosa.

En Upstream Color Los Colores del Destino, Kris (Amy Seimetz) es secuestrada por una misteriosa persona que inocula en su cuerpo, un parasito cuyo ciclo de vida sigue tres fases; la primera, residir en el cuerpo humano. Cuando Kris es liberada se percata de que algo ha cambiado en ella, tanto que es incapaz de vivir su vida del modo en que estaba acostumbrada. Kris conoce a un ex corredor de bolsa llamado Jeff (Shane Carruth), cuya actitud indica que también experimentaron con él… y hasta aquí es necesario saber ya que la maravilla de un filme como Upstream Color Los Colores del Destino, es visionarla con la menor cantidad de información.

El mayor logro de la película radica en su laberíntica estructura respaldada por una edición que obligará al espectador a ir tejiendo la historia que está observando, es por ello que Upstream Color Los Colores del Destino, echa mano indiscriminada pero justificadamente de encuadres cerrados así como de amplias tomas que encierran pistas que pasaran desapercibidas en un primer visionado. Por otro lado, Carruth ha logrado algo que parecería imposible obtener con una críptica historia y escasos diálogos: enganchar al espectador. Carruth crea sugerentes atmósferas anímicas, planos perfectamente detallados, temporalidades discordantes y una calculada como meticulosa edición que hacen de Upstream Color Los Colores del Destino, una sinfonía visual envolvente.

Tal vez esta película deba analizarse partiendo de la experiencia sensorial que provoca así como de las múltiples lecturas que nos ofrece, no es gratuito que temas como la dominación mental, la experimentación con puercos, la conexión con los otros a partir de sucesos traumáticos, la alienación y el libro de Walden de Henry David Thoreau, por mencionar algunos ejemplos, estén presentes a lo largo de sus 96 minutos.

Upstream Color Los Colores del Destino de Shane Carruth es una maravillosa experiencia fuera de toda lógica y formalidad, una película que exige y merece un espectador activo que lea más allá de la imagen y saque sus propias conclusiones. Técnicamente, la película es un estupendo trabajo de estilo de un autor consumado que así como dirige, actúa, escribe, fotografía y compone la música de esta exquisita pieza fílmica que merece y debe verse una infinidad de veces.

 

 

Upstream Color Los Colores del Destino

Guión, Dirección, Musica Original y Fotografía: Shane Carruth

Edición: David Lowery y Shane Carruth

Diseño de Sonido: Johnny Marshall

Producción: Casey Gooden y Ben LeClair

Actúan: Shane Carruth, Amy Seimetz, Andrew Sensenig, Thiago Martins.

Distribuidora: Interior XIII

Estreno: 3 de enero de 2014

 

Comentarios

Comentarios