Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 25 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Crítica Camille Claudel 1915 de Bruno Dumont

camille claudel 1915 crítica
alejandralomeli

Review Overview

Retrato brillante y exasperante

4 de 5

 

La película no da concesiones al espectador, Dumont golpea con sendos planos sostenido que nos hacen parte de la agonía que vivió la escultora en dicho hospicio al que fue conferida por su familia 

 

camille claudel 1915 crítica

 

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez

(@alejandra_diva)

Tomando como base la correspondencia y reportes clínicos de la escultora Camille Claudel, Bruno Dumont realizó el guión de la película Camille Claudel 1915. La película nos acerca  a través de unos cuantos días, al encierro que vivió Camille en el manicomio de Montdevergues.

Camille Claudel 1915 NO es una biopic al uso, de hecho es un retrato brutal y desesperanzador que se toma su tiempo para relatar, muy al estilo Dumont, el diario vivir de Camille (Juliette Binoche) en un lugar en el que tenía que convivir con enfermos mentales; Camille quien fue alumna, asistente y amante de Auguste Rodin. La película no da concesiones al espectador, Dumont golpea con sendos planos sostenido que nos hacen parte de la agonía que vivió la escultora en dicho hospicio al que fue conferida por su familia (madre y hermano) gracias a su inestabilidad emocional, cuya mayor tormento no fue el encierro en sí, sino esa imposibilidad de volver a esculpir.

Dumont ha logrado transmitir el cúmulo de emociones por las que debió transitar Camille en su encierro, haciendo un estupendo uso de los recursos visuales y sonoros (OJO con sonoros) de hecho, la película crea una atmósfera aplastantemente claustrofóbica debido a su ritmo pausado y una fotografía fría, incisiva y descriptivamente clínica. Inteligentemente, Dumont utilizó actores no profesionales y enfermos metales verdaderos con la intención de acentuar el contraste entre ellos y Camille, a quien muchos médicos habían consideraron que podía valerse por sí misma.

El desesperante retrato del encierro que logra Camille Claudel 1915 es potenciado por su banda sonora, y por banda sonora entendemos los sonidos de la naturaleza, los gritos y lamentos de los enfermos así como la destacada importancia de los silencios para lograr un retrato naturalista del entorno. La total ausencia de música en el filme remite a esa prohibición del arte que le fue impuesta a Camille y que habrá supuesto su mayor dolor.

 

camille claudel 1915 crítica

 

Pero Camille Claudel 1915 resalta por la estupenda actuación de Juliette Bionoche. Es estremecedora la forma en que Juliette expresa a través de sus movimientos corporales y sus ojos, el profundo dolor que habita en el alma de la artista. La actriz da muestra de todo su poder interpretativo en sus dos monólogos, con cuadros cerrados que centran su figura, Juliette transmite la carga emocional de su personaje. Binoche teje y se apropia de Camille, añadiéndole toda la complejidad anímica y mental de un personaje que se mueve entre los límites de la locura y la normalidad, así entrega una de sus más sensibles y conmovedoras interpretaciones.

Destaca la escena en la que se desarrolla el encuentro entre Camille y su hermano Paul Claudel (Jean-Luc Vincent), uno de los momentos más desgarradores y violentos del filme porque se aprecia ese choque de carácter, ese catolicismo mojigato por el que Paul se guiaba y la indiferencia de éste hacia los ruego de Camille, quien con un comportamiento casi infantil lo recibe. Paul, célebre poeta, ferviente católico y diplomático, quien buscó absolución a través del encierro de su hermana y quien después de ese encuentro, jamás volvió a verla.

Finalmente, Camille Claudel 1915 cierra con toda la crudeza de un plano en el que observamos a Camille ¿ilusionada? por la falsa promesa de su hermano Paul de sacarla del manicomio. Una toma que más allá de ser esperanzadora sobrecoge por la silenciosa resignación con la que la escultora afrontará ingenuamente el inicio de lo que serán sus últimos 30 años de vida enclaustrada en dicho manicomio, lugar en el que morirá olvidada y cuyo cuerpo fue arrojado a una fosa común.

Camille Claudel 1915 es de esas películas que no son para todo el público porque algunos no disfrutarán de este retrato intimista que llega a ser exasperante pero que sin duda, gustará a los seguidores del cine de Dumont y a los admiradores de una de las más prometedoras y admiradas artistas del siglo XX.

 

 

Camille Claudel 1915

Dirige: Bruno Dumont

Guión: Bruno Dumont

Fotografía: Guillaume Deffontaines

Actúan: Juliette Binoche y Jean-Luc Vincent

Estrena 25 de octubre de 2013

 

Comentarios

Comentarios