Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 24 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

“LAZOS PERVERSOS” (“Stoker” de Chan-wook Park, 2013).

“LAZOS PERVERSOS” (“Stoker” de Chan-wook Park, 2013).

“Pensaba cerrar las cortinas, detener los relojes, cubrir los espejos y retirarme a mi habitación”.

Con esta mórbida frase “India Stoker” (Mia Wasikowska) dice a su madre que no estará dispuesta a dar un paseo diurno con ella, perfilando ya su carácter depresivo-psicótico que irá robusteciéndose a lo largo de este film, intitulado “Stoker”, debut hollywoodense del legendario director coreano Chan-wook Park.

mia

Park inscribió su nombre para la posteridad con aquella joya cinematográfica de 2003, “Old Boy”, e incluso algunos muy entusiastas cinéfilos empezaron a compararlo con Quentin Tarantino, lo cual no es una locura, sin embargo, la similitud radica más que nada en la cantidad del vital líquido rojo que salpica la pantalla, ya que Park cuenta con trazos muy propios que le han perfilado de manera legítima una firma auténtica de sus obras.

Como esas estridencias visuales de índole gastronómico (recordemos como Oh Dae-su engulle un pulpo aún en movimiento), o su simbólico martillo como arma perfecta de destrucción.

Esto y otras linduras han hecho de Chan-wook Park un cineasta de culto. Y bien merecida tiene esta etiqueta, porque hoy con “Stoker” ha demostrado sobrada capacidad para adaptarse a otros entornos.

Iniciando con “India”, quien aqueja una disociación personal respecto a su familia y además se halla renuente ante la presencia de su tío “Charlie” (Matthew Goode). “India” aparenta ser tímida por inhibida, pero en realidad subyace en ella una persona psicótica de grandes e históricos tamaños; y ese desdoble de su personalidad vendrá a detonarlo su también perturbado tío “Charlie”.

mia02

“Charlie” es el segundo hermano de “Richard” (Tyler von Tagen, como el joven “Richard”) y “Jonathan” (los gemelitos Johnson, Jaxon y Paxton, ejecutando el mismo rol). Ante la constante atención que “Richard” profiere a su hermano “Jonathan”, los celos empiezan a carcomer el ánimo del pequeño “Charlie” (Thomas A. Covert), quien decide asesinar a su hermano menor. Una escena que Chan-wook Park ha filmado con macabra maestría: “Jonathan” está enterrado cuasi-vivo, mientras “Charlie” dibuja siluetas de angelito con su cuerpo y sonríe alegremente hacia el cielo encima de donde está sepultado su párvulo hermanito.

La otra parte que entra en este tétrica trama es “Evelyn”, ahora viuda de “Richard”  (Dermot Mulroney), madre de “India” y quien intenta un acercamiento con su hija. Parte del perfil psicótico que ya encuadraba en “India” viene a resumirlo una frase que pronuncia Kidman en diálogo con Wasikowska: “¿Cómo podría competir por tu atención con todas esas aves muertas que traías a casa?”.

mia03

“Evelyn” intenta conciliar, al mismo tiempo, la quebrantada relación con su hija y su franco gusto por “Charlie”, pero las hormonas le ganan y cae en el encanto de éste (como todo buen psicótico: siniestro, pero encantador), lo que provoca el total rompimiento con “India”.

Chan-wook Park juega con sus elementos eróticos incestuosos de costumbre: “India” se masturba en la ducha mientras recuerda a su tío “Charlie” dando muerte a “Whip” (Alden Ehrenreich), compañero de escuela de ella. Pudo haber sido más memorable esta escena, sin embargo parece ser que Park se refrenó un tanto por ser éste su debut cinematográfico en lengua anglosajona. La toma de la cámara sólo sugiere, muy vagamente, que “India” toca su parte íntima y la verdad es que si se antojaba mayor audacia de parte de Park en esta secuencia.

mia04

Otra inquietante escena (que solventa perfectamente Mia Wasikowska) es aquella donde “India” le entierra en el cuello una tijera de jardín al “Sheriff” (Ralph Brown). Close-up al rostro de Mia, quien cínicamente sonríe mientras pronuncia la frase: “vivace affetuoso”. Wasikowska (con un déjà vu a Sissy Spacek en “Carrie”) se posiciona ya como toda una “Shy Crazy” (“Loca Tímida”) del cine actual.

Y para rematar (verbo ad hoc a la película) esta reseña me gustaría parafrasear al siniestro “Charlie” (que le dice a su hermano “Richard” antes de asesinarlo con una puntiaguda roca de río: “Yo también te quiero, pero ahora te tengo que querer un poco menos”) y decirle a Chan-wook Park: “Te seguimos queriendo Park, pero ahora con “Stoker”…te seguiremos queriendo aún más”.

Publicado por Miguel Eduardo Chang Bustamante.

Comentarios

Comentarios