Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 17 octubre, 2017

Scroll to top

Top

“EL MAESTRO LUCHADOR” (“Here Comes The Boom” de Frank Coraci, 2012).

“EL MAESTRO LUCHADOR” (“Here Comes The Boom” de Frank Coraci, 2012).

“Sin la música la vida sería un error” (“Without music life would be a mistake”), frase del filósofo alemán Friedrich Nietzsche que sirve de eje inspirador para este film dirigido por Frank Coraci y protagonizado por Kevin James y la mexicana Salma Hayek.

“Scott Voss” (Kevin James) es un maestro de secundaria que ha venido a menos en su labor como educador de la materia de biología. Diez años atrás condecorado como “Maestro del Año” (“Teacher of the Year”), ahora no puede ni levantarse a tiempo para dar su clase. Su único interés es la maestra “Bella Flores” (Salma Hayek), quien lo ha rechazado más de una decena de veces.

Ante la noticia de que el programa de música será cancelado en definitiva, “Scott” comienza a buscar soluciones para solventar el problema. Más aún porque “Marty” (Henry Winkler), su mejor amigo y profesor de dicho programa, será despedido y por si fuera poco, “Marty” será papá nuevamente.

kev

En un principio, “Voss” da clases de ciudadanía para inmigrantes, pero ante la poca remuneración decide tomar un riesgo bastante más audaz y temerario: convertirse en luchador profesional de artes marciales mixtas.

Ayudado por “Niko” (Bas Rutten), “Scott” comienza a dar sus primeros pasos en estas cuestiones. Con alguna experiencia previa (pues fue luchador grecorromano en su universidad), “Voss” logra algunos avances en su nuevo deporte, de a poco, pero los consigue. Empieza a ganar notoriedad (siendo visionado en YouTube®, incluso) y sus alumnos lo comienzan a mirar de manera distinta: se le ve más motivado. Y una sola clase del “Entorno de la Célula” se convierte en una buena lección de la importancia del trabajo en equipo para alcanzar un objetivo de altas miras.

kev02

Algo que deberían aprender algunos (o muchos) educadores. Que ante la inmovilidad, el sistema y sus educandos se pudren (“una célula que no se mueve no es miembro productivo del sistema”); que no importa tanto haber cometido errores, se pueden solucionar (“todo lo que decae, se puede restaurar”); que el sistema educativo puede ser mejor, beneficioso para maestros y alumnos, haciendo con ello una mejor nación (“si las células trabajan juntas, todo el sistema se cura”). Máximas que parecen simples, pero que conllevan en sí mismas la maravilla de la cooperación, del trabajo en equipo, que dan por ende, la solución al problema. Suena muy light, muy sencilla y sí lo es, en efecto, sin embargo recordemos lo que dice la Navaja de Occam: “la solución más sencilla, siempre será la más correcta”.

Y eso es lo que realiza el buen “Scott Voss”, “si no gano lo suficiente, necesito ganar más”. Y la solución la tiene la UFC (Ultimate Fighting Championship). Organización de peleas de artes marciales mixtas que ofrece la nada despreciable suma de US$10,000 al perdedor y US$50,000 a quien resulte vencedor.

Por su buen desempeño en sus peleas previas, “Scott” es invitado por la UFC como luchador emergente, para sostener un combate contra “Ken ‘the executioner’ Dietrich” (Krzysztof Soszynski), uno de los mejores y más temibles peleadores de la UFC.

kev03

“Voss” debe vencerlo y olvidarse de sólo perder, pues el dinero que había conseguido de sus batallas anteriores (que ya casi sumaba US$48,000, la cantidad que requería para salvar el programa de música de la escuela) lo roba el director de finanzas del colegio. “Scott” tiene que tomar una decisión de vida, llena de coraje y agallas.

El director Frank Coraci, junto a Kevin James logran un film no sólo divertido sino inspirador, cabiendo destacar la buena participación de Salma Hayek, quien ha encontrado un buen nicho en la comedia americana. Se le nota suelta, a gusto. Una divertida decisión que debe seguir explotando. Ya vendrá la oportunidad de otro gran papel (como aquel de Frida Kahlo).

kev04

Otro acierto, es la colaboración de Bas Rutten (renombrado artemarcialista de las disciplinas mixtas), quien ha incursionado en T.V. con un programa en el que funge como anfitrión y participante, llamado “Punk Payback”, donde da consejos para defenderse de asaltos y de maleantes (este programa actualmente se transmite por “Fox Sports”, por cierto).

Un elemento más a destacar de esta película, es la canción que va al final (en la pelea de “Scott” contra “The Executioner”), que le sirve a nuestro protagonista como “himno de guerra” (que todo luchador tiene previo al combate). Se trata de “Holly Holy” de Neil Diamond, una melodía de góspel sesentero, que sonaba ridícula en los primeros enfrentamientos de “Voss”, pero que la banda de música de su escuela recompone de manera genial para su última refriega contra “Ken Dietrich” (cabe resaltar la sensacional voz de Charice Pempengco, quien interpreta la canción). Estupendo contrapunto dramático y no sólo eso, también muy divertido.

kev05

Film de Frank Coraci, que agrada y sorprende; reconforta y te pone a reflexionar. ¿En qué se reflexiona? Pues más que nada en que todo maestro debe servir no sólo para transmitir conocimientos a sus alumnos, sino asimismo convertirse en un vehículo perfecto de inspiración, para que el paso de sus pupilos por la vida sea trascendente y conmuevan al mundo en los distintos habitáculos del saber; del conocimiento y su aplicación; de saber compartir; y si se puede, ¿por qué no?, intentar ser felices.

“El Maestro Luchador” se convierte desde ahora en uno de esos raros casos de comedias que terminan por ser inspiradoras por lo bien facturadas que están. Y parafraseando al maestro alemán originario de Röcken, terminaré diciendo: “Sin el cine la vida sería un tremendo error”.

Publicado por Miguel Eduardo Chang Bustamante.