Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 21 Agosto, 2017

Scroll to top

Top

Crítica | Wolverine Inmortal

wolverine inmortal critica 1
alejandralomeli

Review Overview

3 de 5

3 de 5

 

wolverine inmortal critica 1

 

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez

 

Hasta los mutantes tienes que lidiar con sus demonios y en Wolverine Inmortal (The Wolverine), James Mangold nos presenta a un Lobezno (Hugh Jackman) solo que sufre las vicisitudes que le acarrea la inmortalidad.

Este giro de timón que significa Wolverine Inmortal tras una fallida X-Men Orígenes: Wolverine (Gavin Hood), arroja algunas esperanzas para levantar el interés en las adaptaciones cinematográficas de la saga mutante de Marvel, sin embargo, esto no es motivo suficiente para que Wolverine Inmortal salga bien librada y se debe gracias a sus inconsistencias en guión y metraje.

Logan está confinado en un profundo calabozo en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, momentos antes en que las bombas atómicas sean lanzadas en territorio nipón, el mutante salva a un militar japonés, evitándole así su segura muerte. La película corta para situarnos en la época actual y con ello, el exilio voluntario en el que se encuentra Logan.

Todo cambia hasta que en medio de un “ajuste de cuentas”, Logan se encuentra con Yukio (Rila Fukushima) o, mejor dicho, Yukio da con Logan y le explica que aquel militar japonés que salvó, se encuentra agonizando por lo que su deseo es ver por última vez al hombre que le salvó la vida en aquel calabozo. Aunque renuente, nuestro héroe tendrá que viajar a Japón en una aventura que terminará siendo todo menos una despedida.

Wolverine Inmortal sigue la tradición que han marcado últimamente las adaptaciones de los cómics en la gran pantalla: el acercamiento a la naturaleza, debilidades y contradicciones de los héroes, el acierto aquí es que James Mangold lo hace coherente con el universo mutante y explico.

 

Wolverine inmortal critica

 

En primer lugar, la película nos presenta a un Logan en crisis, no solo está luchando con su culpa por haber asesinado a Jean Grey (Famke Janssen), sino que también padece el peso de su inmortalidad, es una crisis existencial en la que se obliga a estar en exilio, negándose a usar sus garras y olvidándose de Wolverine.

Si bien Wolverine Inmortal deviene en la idea de la lucha con uno mismo, demuestra que los demonios a los que Logan se enfrenta, no vienen cual alucinación fantasmagórica del más allá (representados por Jean), sino que él mismo los crea y que en determinado momento dramático, se verá representado con el “re-nacimiento” de Wolverine.

Así Mangold se acerca a las sombras de la vida inmortal de Logan pero también a su fiereza. En esta tónica, resaltar el trabajo actoral de Hugh Jackman quien está totalmente mimetizado con Wolverine, su apropiación del personaje no deja duda que no hay mejor actor para interpretar al mutante que él –y no por nada, tiene su película individual, lejos de los demás mutantes de X-Men–.

Los efectos visuales están en buena proporción, en su mayoría éstos sirven de apoyo para que las escenas de acción y pelea luzcan, algo que se agradece pero es aquí ligando las escenas de acción, cuando empezamos a ver los fallos de la cinta.

Wolverine Inmortal adolece de un metraje excesivo, Mangold bien pudo ahorrarse cerca de media hora de película quitando escenas de acción innecesarias que solo sirven para dar lucimiento a Jackman y dicho sea de paso, a su físico (en muchas de sus escenas, el actor sale sin camisa lo cual será el deleite de sus admiradoras).

 

wolverine inmortal critica 2

 

También, Mangold se engolosina destinando mucho tiempo a la relación amorosa de Logan y Mariko (Tao Okamoto), escenas inconsistentes ya que si bien, algunas aportan a la trama y son emocionantes como aquella que transcurre en el tren bala, otras rayan en lo melosas, entorpeciendo la fluidez del relato.

La película también se ve afectada por un elemento que de haberlo desarrollado de otra forma, hubiera sido lo más lucidor: sus personajes secundarios. Wolverine Inmortal presenta muchos personajes que transitan la frágil línea que separa la bondad de la maldad, muchos de ellos podrían parecer villanos por la finalidad que persiguen sus actos, personajes que para la que suscribe, podrían ser de lo más trascendente para una trama que se centra en las luchas internas (moralidad / hacer / deber), pero que pierden su relevancia cuando la historia se encarga de mostrar más el torso desnudo de Logan y su romance con Mariko. Además, el espectador se pierde entre tantos personajes o villanos en potencia.

Viper (Svetlana Khodchenkova), la villana identificada podríamos decir que es lo peor de la película, nunca logra pleno lucimiento y su inclusión está casi de adorno.

Pero la cinta tiene un gran mérito, la escena post-créditos es lo mejor del filme, los espectadores querrán ver más, encadenando de forma magistral y prometedora a X-Men: Days of Future Past. Wolverine Inmortal es entretenimiento garantizado, una película que disfrutaran mucho los fans de Lobezno.

 

 

The Wolverine – Wolverine Inmortal

Dirige: James Mangold

Guión: Mark Bomback y Scott Frank, inspirado en los cómics de Christopher Claremont y Frank Miller.

Fotografía: Matthew Libatique

Actúan: Hugh Jackman, Will Yun Lee, Svetlana Khodchenkova, Hiroyuki Sanada, Famke Janssen, Rila Fukushima.

 

Comentarios

Comentarios