Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 22 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

“JUEGOS DEL DESTINO” – “Silver Linings Playbook” 2012

JUEGOS DEL DESTINO

"JUEGOS DEL DESTINO"

“JUEGOS DEL DESTINO” (“Silver Linings Playbook” (2012)) de David O. Russell

“Quid pro quo” (“Una cosa por otra”).

“Quid pro quo, Clarice”. ¿Qué les recuerda esta frase?…¡Por supuesto!: El doctor Hannibal Lecter solicitando información muy personal a la Tte. Starling a cambio de darle pistas que la lleven a la captura del asesino en serie ‘Buffalo Bill’ en ‘El Silencio de los Inocentes’ (de Jonathan Demme, 1991). ¿Qué sucedería si aplicáramos este curioso intercambio de información/favores a una situación más cotidiana y mucho menos peligrosa?

Enriqueceríamos una historia que aparentaba no tener gran cosa más allá de los traumas emocionales de un singular personaje llamado Pat (Bradley Cooper). Irritante en un inicio, Cooper logra darle la vuelta al desafío (considerado para el Oscar como Mejor Actor) al convertir su histrionismo de sólo dos coordenadas (x,y) en una bien lograda tridimensionalidad (al darse cuenta que no sólo su estado físico y emocional contaban, sino también la gente a su alrededor); pero sin duda quien juega el papel trascendental para desdoblar la historia es Tiffany (Jennifer Lawrence).

Al desafiar a Pat para que entre a la permuta emocional de favores (entregar una carta explicativa que solucionaría, en apariencia, los problemas con su distanciada esposa a cambio de ser su pareja en un concurso de baile, muy al estilo de “Dancing with the Stars”), logra evidenciar los buenos alcances actorales de Bradley y brindarle al film, también, un matiz potencial de resolución equitativa (que es lo que se busca casi siempre) a la pareja protagónica.

La Srita. Lawrence (merecida nominación de igual forma a la estatuilla dorada) es la fiel de la balanza, al darle un ‘sano’ equilibrio a la película, que de repente, parecía un estridente soliloquio de Pat. Cabe destacar las sólidas actuaciones de dos veteranos de estas lides, Robert De Niro y Jackie Weaver (asimismo tomados en cuenta para el máximo premio que otorga Hollywood), realizando el papel de progenitores del Sr. Cooper.

David O. Russell (quien dirigió también “Three Kings” (1999) y “The Fighter” (2010)) pone en nuestro poder un final de trémula estabilidad (como el baile mismo de Tiffany y Pat), que sus dos actores principales logran poner en firme con un interesante “quid pro quo”: ‘de tu boca a la mía’, ‘de mi cuerpo al tuyo’, como dirían los clásicos ‘de corazón a corazón’.

Colaboración escrita por Miguel Eduardo Chang Bustamante.

Comentarios

Comentarios