Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 19 octubre, 2017

Scroll to top

Top

Catherine Deneuve quiere trabajar con Almodovar

vuarnet

Catherine Denueve A la actriz francesa Catherine Deneuve le “encantaría” trabajar con el cineasta español Pedro Almodóvar aunque no cree que vaya a ocurrir. “Me encantaría trabajar con él, pero no veo por qué iba a contratarme. Tiene en casa todo lo que necesita”, explica la actriz, que conserva a sus 65 años la gélida belleza que la hizo famosa en Belle de Jour, de Luis Buñuel, entre otras películas.

Cuestionada si le gustaría pasar más tiempo en Hollywood, Deneuve pregunta, no sin altivez: “¿Por qué iba a ir a Estados Unidos a hacer una película que no me interesaría hacer en Europa? ¿Sólo porque es en inglés?

Hubo una época en que artistas franceses como Charles Boyer o Maurice Chevalier encontraban fácilmente papeles en grandes películas de Hollywood.

Eran otros tiempos. Ahora el cine está más próximo a la realidad. Hollywood estaba ya cambiando cuando fui allí en 1968. Me encantan los directores norteamericanos. Me encantaría trabajar para (Francis) Coppola o (Martin) Scorsese. Pero no necesitan a actrices europeas” dijo la actríz.

Deneuve visitó Londres para promocionar su último filme, A Christmas Tale, de su compatriota Arnaud Desplechin, un melodrama familiar en la que la actriz encarna a una matriarca enferma de cáncer, con la que parece identificarse.

“No está muriéndose. Creo que está muy viva, no creo que vaya a morir. Es demasiado fuerte como para morir”, afirma la actriz de la heroína a la que interpreta.

En la película trabaja también Chiara Mastroianni, la hija que Catherine Deneuve tuvo con Marcello Mastroianni, el actor favorito de Federico Fellini.

Deneuve explica que prácticamente desde el comienzo de su carrera, que dio el gran salto en 1964 con Los Paraguas de Cherburgo de Jacques Demy, ella ha escogido las películas más por los directores que por hacer un determinado papel, como ocurrió, por ejemplo, con el polaco Roman Polanski, quien la dirigió en Repulsión.

Vino luego Luis Buñuel con Belle de Jour, y Deneuve recuerda que le resultó más difícil trabajar con el veterano español después de haberlo hecho con el joven polaco.

“Yo era entonces muy joven, y él no hablaba mucho. No me dejaban ver lo que estábamos rodando, y el productor se interponía mucho entre el director y los actores. Pero me gustó el filme muchísimo”, recuerda.

Buñuel la compensó ofreciéndole luego otro papel en Tristana, la película de ambiente español basada en la novela homónima de Benito Pérez Galdós, lo que, según recuerda Deneuve, fue una experiencia mucho más agradable.