Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 20 octubre, 2017

Scroll to top

Top

Kevin Smith es adicto al porno

vuarnet

Kevin SmithAl director de Chasing Amy y Dogma, Kevin Smith, le gusta ver pornografía por Internet. Pero no crean que lo hace por una cuestion de placer, no, para nada. Sino porque se maravilla de cuán extremo puede llegar a ser el arte del exhibicionismo (ajá).

“Soy un examinador mañanero de porno, y no por el factor motivacional. Simplemente, lo encuentro interesante”, señaló Smith, cuya última comedia Zack and Miri Make a Porno es el relato de una pareja de amigos que filman su propia película triple x para poder pagar las cuentas.

“Yo leo las noticias en Google, leo las noticias en el Guardian (influyente periodico de Inglaterra), leo nuestra página electrónica, y luego, si no tengo nada más, simplemente examino los lugares de porno porque es un mundo en expansión”, aseguró.

“Cuando crees que ya has visto el video más descabellado de tu vida, alguien hace algo nuevo. Yo lo verifico periódicamente sólo para ver cuán lejos ha llegado la industria durante mi ausencia”, confesó pícaramente Kevin Smith, luego de una exhibición de Zack and Miri para los medios en Los Angeles.

Zack and Miri

La cinta, que estrena el 31 de octubre en Estados Unidos, cuenta con Seth Rogen y Elizabeth Banks en los papeles principales, interpretando los amigos de toda la vida que comparten un apartamento por años pero que nunca se han considerado como posible pareja.

El también director de Clerks ha logrado dar vida a un pequeño y dulce romance, pero con mucho sexo de pormedio.

Zack y Miri son unos veinteañeros que durante un apagón en medio del invierno comienzan a quemar sus cuentas sin pagar para poder calentarse.

A Zack se le ocurre la idea y piensa que puede hacerlo con su compañera de apartamento y así salir de sus deudas. Cuando ambos se dan cuenta del dinero que pueden hacer de esta forma, se preguntan cómo es que el resto de la gente no lo hace también.

Smith dijo que la cinta, que confrontó problemas con la clasificación, es “básicamente, una versión más elegante de cómo hacer tu primera película, sólo que en este caso se trata de una película porno”.

“No se trata de excitarse al final. Es una comedia”, argumentó el realizador.

“Pero si te excitas con esto, entonces quiere decir que no hicimos nuestro trabajo muy bien que digamos”.

Y muchos nos quedamos con las ganas de que Kevin Smith recomendara portales interesantes.

Ni modo, habrá que investigar por nuestra cuenta.