Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 24 Junio, 2017

Scroll to top

Top

Cinta Mezcal

mezcal cine

Mezcal

Todos los caminos llevan a Parián, todos. Es el enfoque que nos da este director mexicano con su última película que lleva por nombre Mezcal. Ignacio Ortiz, reconocido ya con otras peliculas como La Mujer de Benjamín y Cuentos de hadas para dormir cocodrilos, nos presenta esta cinta un tanto extraña sobre la vida de algunos cuantos individuos que viven en un poblado llamado el Parián, dentro de Oaxaca. Un pueblo fantasma, sin salida, en el que sus caminos conducen al mismo lugar, al doloroso encuentro de unas vidas que comparten la misma tragedia. Nos habla de los que se consuelan los unos con los otros. Mientras, vuelven cada mañana sus culpas, sus esperanzas de morir, y esas penas del alma aliviadas con un buen mezcal. Día con día se dan cita estos personajes del olvido a la mezcalería del farolito, ubicada en el corazón de esta historia, donde posiblemente sea el mejor refugio para los desilusionados de la vida, en esta población llena de espantos y miseria. Mezcal (Del nahuatl mexcalli, ‘pencas de maguey cocidas) bebida alcohólica que en exceso produce alucinaciones como las que le suceden al padre que se la vive afuera del farolito, bebedor solitario acompañado por su hija en algunas momentos, una niña de escasos años que se divierte con escucharlo hablar sobre sus incongruencias.

Historia original que trata sobre un joven que mata a su primo, y la madre del asesinado quiere que se haga justicia del mismo modo, le pide a sus hijos y los hace que prometan que asesinarán al culpable de la muerte. El joven asesino se va del pueblo y pasa el resto de sus días huyendo porque los parientes de la víctima desean cobrar venganza. Se va la vida, pasan los años y quedan los recuerdos de esos acontecimientos tan desagradables, arrepentido el agresor, anciano ya, quiere purgar su culpa e intenta un enfrentamiento con el último de los hermanos con vida, pues desea que éste lo mate para pagar su fechoría; sin embargo, un desconcertante hecho sucede y éste ultimo hermano muere en la cantina de manera misteriosa al ser encarado por el asesino. Una infinidad de imágenes alucinantes nos muestra el director; el sepulturero esta en la espera de más muertos, la anciana con ganas de morirse, los amorosos de las sombras del pasado se confunden, creen que no eran tan importantes las promesas de mantenerse unidos por el resto de sus vidas. La noche llega, el taxi espera del otro lado del puente, tienen unos minutos para pensar bien las cosas, ella decide quedarse con su amado, un caballo tiene miedo a causa de la lluvia y esos truenos estremecedores, cabalga a una velocidad impresionante, la muerte los separa cuando han tomado la decisión correcta. La lluvia vuelve a unir al pueblo en el farolito. Una madre bebe y llora llena dolor con un niño muerto en la cantina, esperando ese olor putrefacto para saber que ya es hora de enterrarlo. El desamor esta de vuelta estos días, ha llegado al cine una pelicula diferente, un cine no comercial, una obra un tanto extraña para un publico acostumbrado a finales predeterminados, en algunos momentos pesada, pero buena en el fondo, una nueva forma de dar a conocer la otra manera de vivir la vida, la de los desahuciados, los olvidados por la sociedad y por ellos mismos, los que estan fuera, sin esperar nada. Es la historia de los que sobreviven los días bajo las influencias del alcohol bien estructurado en un buen mezcal.

________________________________
Por Edgar Israel González Martínez
Título Original: Mezcal “Mezcal” es una coproducción del IMCINE, Malayerba Producciones y Argos Cine.
Dirección: Ignacio Ortiz
Elenco: Ana Graham, Dagoberto Gama, Ricardo Blume, Guillermo Gil y Mayra Sérbulo
Guión: Ignacio Ortiz
Producción: Carlos Carrera, Walter Navas e Ignacio Ortiz
País: México
Género: Drama

Colaborador: Edgar Israel González Martínez

Comentarios

Comentarios