Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 18 Agosto, 2017

Scroll to top

Top

Presentan “Eastern Promises” en San Sebastián

Viggo Mortensen y David Cronenberg presentando su película en San Sebastian

Eastern Promises, del canadiense David Cronenberg, fue acogida con aplausos del público y la crítica en San Sebastián, que elogiaron además el trabajo tanto del director como del protagonista del filme, el estadounidense Viggo Mortensen.

La oscura historia de la mafia rusa, que se mueve entre una cruda violencia y una profunda ternura, abrió, con su proyección en el centro Kursaal, el 55 Festival Internacional de Cine de San Sebastián, lo que supuso su presentación oficial a nivel internacional.

Calificada de dura tras su paso por el Festival de Toronto, donde ganó el premio del Público, Cronenberg no dudó en defender el uso que hace de la violencia, tanto como una necesidad para su película, como a modo de denuncia.

“Si haces una película de gángsters, tienes que abordar el tema de la violencia. Es una historia del crimen organizado para los que la violencia es una forma de vida”, afirmó Cronenberg en rueda de prensa tras el pase de su filme, incluido en la sección oficial a concurso del certamen.

El director de cintas como Videodrome y Naked Lunch no duda en poner de relieve su objetivo a la hora de mostrar unas crudas escenas de sangre.

“Quiero que el público entienda que la violencia no es algo estético, es la destrucción de un cuerpo humano”.

 

Eastern Promises es la historia Nikolai (Mortensen), chofer de una familia de mafiosos rusos de Londres cuyas convicciones se tambalean tras conocer a una joven (Naomi Watts) que descubre un oscuro secreto del clan para el que trabaja.

Las escenas violentas ocupan una pequeña parte del metraje de la película, pero son impactantes y por eso parece que hay mucha violencia, añadió Cronenberg, para el que la cinta puede dar una imagen de una parte “de la nueva Rusia”.

El filme muestra lo que podía ser el capitalismo brutal, salvaje, antes de 100 ó 200 años de sofisticación, dijo.

Eastern Promises poster

Entre risas, añadió que la cinta le gustará al presidente ruso, Vladimir Putin.

El director de la película, no obstante, ha sabido un poner un punto de ternura entre tanta dureza, con el personaje de la ingenua comadrona que interpreta Watts, que hará que los cimientos de Nikolai se tambaleen.

La película supuso un gran trabajo de investigación y documentación por parte de los actores y su director sobre los “ladrones de ley” rusos, así como la vida cotidiana rusa.

“Viajé a Rusia un par de semanas antes del rodaje. Me paseé por todas partes que pude para ver cómo era la gente”, dijo Mortensen, expresándose en castellano.

El actor, conocido por su papel de Aragorn, en El Señor de los Anillos, recordó cómo tenía prendido todo el tiempo un canal en ruso en el hotel mientras rodaba en Londres, la ciudad que enmarca la acción.

“Nunca se había visto la ciudad (Londres) de esta manera”, aseguró Mortensen, quien aseguró no pensar demasiado en ganar la Concha de Plata al Mejor Actor, pese a su gran interpretación en la película.

“Si eso ocurre, pues muy bien. Pero ocurra o no ocurra, no va a cambiar mi opinión sobre la película, que creo que es muy buena”, aseveró Mortensen.

Eastern Promises abrió la sección oficial a concurso, en la que competirá con otros 15 filmes, entre ellos dos latinoamericanos, por la Concha de Oro a la Mejor Película, máximo galardón del certamen, que se encargará de otorgar un jurado internacional, presidido por el escritor estadounidense Paul Auster.

Comentarios

Comentarios