Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 24 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Piratean “Sicko”, documental de Michael Moore

Sicko, posterCon Michael Moore ya no se sabe si las cosas que el hace y las que le suceden, son parte de una estrategia para crear más polémica y por ende publicidad a sus trabajos o de verdad alguien está conspirando contra él.

Resulta que su nuevo documental “Sicko” fue pirateado y se encuentra disponible en Internet para ser bajado por los usuarios en cualquier parte del mundo, dos semanas antes de su estreno mundial.

El documental habría sido filtrado a la red de una copia que el propio Moore puso a “salvo” en Canadá, en caso de que el gobierno estadounidense decidiera confiscar la película por su viaje no autorizado a Cuba hecho durante la filmación de “Sicko”.

El filme exhibe las graves deficiencias del sistema de salud de Estados Unidos y compara la atención hospitalaria en este país con la que se proporciona en otras naciones, incluyendo Cuba.

Moore temía que la película fuera decomisada por el hecho de que parte del documental fue filmado en Cuba sin la apropiada autorización del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Desde el decreto de embargo económico en 1962, los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba sin autorización previa. Moore ha señalado que su viaje a ese país no violó ninguna ley porque su misión tuvo propósito “periodístico” y no comercial.

Michael Moore

La temprana difusión de “Sicko” en Internet podría impedir que el documental alcance los montos de taquilla de “Bowling for Columbine” y “Fahrenheit 9/11” sus otros dos exitosos documentales.

“Sicko” está programada para estrenarse en las salas de cine de Estados Unidos el próximo 29 de junio.

Tal vez no lo admita, pero es muy probable que esta sea una estrategia más del propio Moore para evitar cualquier represalia del gobierno de Bush, como el impedir que la cinta llegue a la cartelera.

De todas formas, “Sicko” al estar disponible online, podrá ser vista por más gente, aunque de manera gratuita. Es decir, el problema de la censura queda anulado por default.

Podrá ser un golpe económico, pero mediáticamente Michael Moore sale ganando.

Comentarios

Comentarios