Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando Cine | 22 septiembre, 2017

Scroll to top

Top

Camino a Guantánamo

Camino a Guantánamo

La cinta muestra la travesía de cuatro ciudadanos británicos de origen paquistaní que fueron mantenidos prisioneros sin ningún cargo en su contra durante un terrorífico período de encarcelamiento en la prisión de Guantánamo, en Cuba, bajo la severa custodia de las tropas norteamericanas.

Ese cuarteto de amigos parte de Inglaterra para dirigirse a Karachi, donde asistirá a una boda, y deciden aprovechar el viaje para visitar Afganistán, un territorio atravesado por constantes actos de violencia.

Capturados por los soldados de los Estados Unidos bajo sospecha de terrorismo y de tener vínculos con Al-Qaeda, tres de ellos son trasladados a Guantánamo -del cuarto nunca se tuvieron noticias- y allí, entre humillaciones, torturas y abusos y sin permitirles tener contacto con el mundo exterior, intentan vanamente probar su inocencia.

Foto Camino a Guantánamo “Camino a Guantánamo” funciona como una excelente denuncia que deja a la vista la inoperancia, la ilegalidad y la brutalidad de los países centrales en sus llamadas “guerras contra en terrorismo” y sus “ataques preventivos” (un clásico doble discurso que recuerda a 1984, aquélla obra maestra de George Orwell).

El filme combina los testimonios de primera mano de los tres protagonistas reales, liberados recién el año pasado, con fragmentos de noticieros ingleses y norteamericanos, imágenes documentales de los lugares en los que transcurrieron los hechos y dramatizaciones con actores a partir de lo narrado por los jóvenes protagonistas de esta odisea (Shafiq Rasul, Ruhel Ahmed y Asif Iqbal).

La película construye una excelente radiografía de cómo el poder se imprime en los cuerpos a través del castigo sistemático, el control continuo y la violencia incesante, tanto psicológica como física.

Siendo el primer filme que describe detalladamente el funcionamiento de los interrogatorios y las tácticas predatorias que la milicia estadounidense utiliza para ablandar y quebrar a los prisioneros, “Camino a Guantánamo” sorprende por su valentía y agudeza a la hora de redondear una propuesta cinematográfica que no solo asigna responsabilidades sino que también resulta interesante desde el punto de vista dramático.

Foto Camino a GuantánamoLa cinta presume de una impecable fotografía y una ajustada edición para mantener la tensión con una maestría admirable durante toda su extensión, sin ahorrar ningún núcleo temático tan escabroso como real: la persecución religiosa, los suicidios inducidos, la ignorancia etnocéntrica y el sadismo más espantoso.

Todas estas características de Guantánamo obedecen a mecanismos diseñados con toda precisión por los burócratas, oficiales y agentes norteamericanos a cargo de las interminables entrevistas y sesiones de tortura que padecen los prisioneros.

Luego de integrar la XLVIII edición de la Muestra Internacional de Cine, la película se estrenó por cable en Cinemax, antes de llegar oficialmente a la cartelera comercial.

Así de mal se manejan las distribuidoras en México.

Camino a Guantánamo
(The Road to Guantanamo, Reino Unido 2006)
Dirección, guión y edición: Michael Winterbottom y Mat Whitecross
Fotografía: Marcel Zyskind
Música: Harry Escott y Molly Nyman
Con: Riz Ahmed, Farhad Harun, Waqar Siddiqui, Afran Usman, Shahid Iqbal
Duración: 95 minutos
Distribución en México: Quality Films

.

Comentarios

Comentarios