in ,

Cannes 2007

La lucha por la Palma de Oro del 60 Festival de Cannes propone del 16 al 27 de mayo un menú cinéfilo para todos los gustos con intenso sabor estadounidense, selectos aromas asiáticos, variado aderezo europeo y un sólo “chef” latino, el mexicano Carlos Reygadas.

Cannes 2007

Reygadas, que con “Stellet Licht” se adentra en las comunidades menonitas de México, redondea su buena racha en Cannes, tras aspirar al máximo premio en 2005 con “Batalla en el cielo” y llevarse una mención especial a la Cámara de Oro en 2002 con “Japón”.

El paladar del gran público lo satisfarán autores como los estadounidenses Quentin Tarantino y David Fincher.

Tarantino, consagrado con la Palma de Oro adjudicada a “Pulp Fiction” en 1994, vuelve tras el fracaso comercial en EEUU de “Grindhouse”, película que emula los antiguos programas dobles y compuesta por dos cintas diferentes.

Una de ellas, “Death Proof”, es la correspondiente a Tarantino que ahora se estrena en Cannes por separado, al igual que ocurrirá en el resto del mundo con ella y con “Planet Terror”, la otra mitad de “Grindhouse”, dirigida por Robert Rodriguez.

En cuanto a Fincher (1962), vuelve con “Zodiac” al terreno de los asesinos sistemáticos, tras reventar taquillas en 1995 con “Se7en”.

Esta vez, el usualmente imaginativo Fincher se atiene a una historia real, la del homicida que da nombre al filme y que aterró a San Francisco entre los años 60 y 70.

El menú estadounidense se completa con los hermanos Joel y Ethan Coen, cuyo “No Country for Old Men” -con Javier Bardem en el reparto- supone su séptima opción a la Palma, que ya se llevaron al primer intento con “Barton Fink” (1991).

El certamen francés también ha reconocido nada menos que en tres ocasiones como mejor director a Joel Coen, con esa misma película y con “Fargo” (1996) y “The Man Who Wasn’t There” (2001).

También muy del gusto del festival es su compatriota Gus Van Sant, que con “Paranoid Park” compite por tercera vez, tras llevarse la Palma de Oro y el premio al mejor director con “Elephant” (2003) e intentarlo con “Last Days” (2005).

El también estadounidense James Gray disputará el triunfo con “We Own the Night” -su segundo intento tras “The Yards” (2000)-, mientras que el pintor y cineasta Julian Schnabel debuta en Cannes con “Le scaphandre et le papillon” tras triunfar en todo el mundo con “Before Night Falls” hace siete años.

Aparte del predominio estadounidense, este año el cine asiático de autor ha vuelto por sus fueros en Cannes.

Frente a la cinta china que en 2006 ejercía de solitaria abanderada oriental, este año son cuatro, empezando por la de apertura del festival, “My Blueberry Nights”, de Wong Kar Wai.

Este es el cuarto intento del honkonguense por hacerse con la Palma de Oro en un festival que hace un decenio le premió como mejor director por “Happy Together” y el pasado año lo nombró presidente del jurado oficial y dedicó su cartel a una imagen de su película “In the Mood for Love” (2000).

Casualmente -o no-, Maggie Cheung, la actriz que protagonizaba esa imagen, estará este año en el jurado presidido por el cineasta británico Stephen Frears y que, entre cineastas de todo el mundo, incluye a todo un Nobel de literatura, el turco Orhan Pamuk.

Asimismo, y para el que le gusten las casualidades -o no-, es el propio Wong quien este año coprotagoniza el cartel del certamen en una imagen que incluye también a Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Gérard Depardieu y Bruce Willis, entre otras estrellas.

El desembarco asiático sigue con “Mogari no mori”, del japonés Naomi Kawase, que vuelve a la carga por la Palma tras optar con “Shara” en 2003 y llevarse un premio Cámara de Oro con “Moe no suzako” en 1997.

“Breath”, entre tanto, le ha reportado su primera candidatura al premio gordo de Cannes a los surcoreanos Kim Ki-duk, autor de “3-Iron” (2004) y “The Bow” (2005), y Lee Chang-dong (1954), creador de las premiadas “Oasis” (2002) y “Peppermint Candy” (2000).

También sabe ya lo que es recoger trofeos el alemán de origen turco Fatih Akin, Oso de Oro en Berlín con “Gegen die Wand” (2004) que tienta la suerte en Cannes con “Auf der Anderen Seite”.

Akin se inscribe en la representación fílmica europea, que incluye a veteranos como Emir Kusturica, presidente del jurado hace dos años.

El director bosnio aspira por quinta vez a la Palma que ya se llegó con “Underground” en 1995, a la que hay que sumar el premio al mejor director en 1988 con “Time of the Gypsies”.

También veterano es el austríaco Ulrich Seidl, con una carrera a medias entre el documental (“Tierische Liebe”, 1995) y la ficción (“Hundstage”, 2001), que se estrena en la competición francesa con “Import/Export”.

Comparten con él la condición de novatos en la lucha por la Palma el húngaro Béla Tarr, con “The Man from London”; el rumano Cristian Mungiu (“4 luni, 3 saptamini si 2 zile”) y el ruso Andrei Zvyagintsev, que tras triunfar con “Vozvrashcheniye” en Gijón y otros festivales presenta “Izganie”.

Otro ruso, Alexander Sokurov (1951), aspira con “Alexandra” por cuarta vez a la Palma, tras “Father and Son” (2003), “Russian Ark” (2002), “Telets” (2001) y “Molokh” (1999), cuyo guión se premió.

Y por supuesto, no podía faltar presencia francesa, encabezada por “Une vieille maitresse”, de Catherine Breillat (1948), cuya trayectoria como guionista incluye clásicos como “E la nave va” (1983), de Federico Fellini.

Completan la lista sus compatriotas debutantes en competición Christophe Honoré (1970), con “Les chansons d’amour”; Raphäel Nadjari (1971), con “Tehilim”, y Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud, que con “Persepolis” llevan al cine el exitoso cómic sobre la situación de la mujer iraní del que es autora la primera. EFE

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Eréndira, una heroína mexicana

Iñárritu de nuevo en CANNES